Tigres elimina a Rayados y avanza a la final

Tigres se impuso frente a Rayados. Foto: @TigresOficial Tigres se impuso frente a Rayados. Foto: @TigresOficial

CIUDAD DE MEXICO (proceso.com.mx).- Con anotación de Guido Pizarro, Tigres de Nuevo León superó por la mínima diferencia (1-1 el global) a Rayados de Monterrey y clasificó a la final del torneo Apertura 2019 por su mejor ubicación en la tabla general, como le ocurrió la semana anterior frente a Pachuca.

El equipo universitario, que alcanzó su séptima final en la última década, aguarda a su rival, que se conocerá este domingo de la llave entre León –el líder general del torneo en su fase regular- y el campeón defensor, América. El conjunto del Bajío afronta este vital juego con la ventaja en el global (1-0).

Previo al partido entre Tigres y Monterrey se realizó un homenaje póstumo a Osvaldo Batocletti -legendaria figura del conjunto universitario que falleció el pasado viernes- en medio de un gran marco de espectadores en el Estadio Universitario.

El argentino Guido Pizarro definió con un sólido testarazo el gran servicio del chileno Eduardo Vargas para abrir finalmente la cuenta en el Estadio Universitario a los 42 minutos.

En la misma acción, Pizarro quedó inconsciente traer chocar la cabeza con Jesús Gallardo. El argentino, que ya no salió en la parte complementaria, fue sustituido por Francisco Meza.

El ansiado gol del equipo felino cambió por completo el rumbo de la eliminatoria. Ahora, Tigres, que requería de la anotación, aseguraba a partir de ese momento el pase a la final.

Monterrey llegó a este partido de vuelta con la ventaja en el marcador global, que le daba el pase a la final, a reserva de afrontar los 90 minutos restantes. Pero todo cambió tras el gol de Pizarro, en un encuentro al que le faltaron emociones y le sobró demasiado nerviosismo en el primer tiempo.

Prueba de ello es que antes del gol, Tigres apenas generó dos acciones claras frente a la meta defendida por Marcelo Barovero. En una de ellas, la primera jugada fue revisada por el árbitro Marco Antonio Ortiz por unas manos de Rodolfo Pizarro dentro del área.

De hecho, al minuto 40, el colombiano Dorlan Pabón a poco estuvo de incrementar la cuenta en el global para la causa del Monterrey con un violento remate de larga distancia que impactó en el poste de Nahuel Guzmán, cuya actuación fue determinante en la parte complementaria.

Antes, el portero del Monterrey, Marcelo Barovero, abandonó la cancha por una lesión a los 53 minutos. El árbitro volvió a consultar al VAR tras una falta de Estefan Medina sobre Javier Aquino, pero consideró que no hubo infracción.

En adelante, todo el juego lo aportó principalmente el equipo visitante, que sólo requería de un gol para asegurar la final. Fue entonces cuando creció la figura del guardameta argentino Nahuel Guzmán, quien evitó anotaciones de Rodolfo Pizarro, cuyo cabezazo terminó rebotado por el poste al 67’.

En otro lance, el guardameta también impidió el gol a Medina (69’), otra más a Pizarro (70’). Luego Funes Mori perdió una inmejorable oportunidad con un remate que envió por encima de la portería.

Con Monterrey totalmente volcado a la ofensiva, el árbitro invalidó el gol de Funes Mori por fuera de lugar a los 77’, en el último gran chance de los Rayados.

Al 80’, en su primer remate a puerta en todo el juego, el francés André-Pierre Gignac mandó el balón por arriba del arco de Cárdenas -,el reemplazo de Barovero-, que evitó el gol de Eduardo Vargas a los 87 minutos, después de que el delantero chileno ingresó al área entre dos defensores.

Tigres, que apostó al contragolpe, tuvo dos oportunidades de incrementar la diferencia, una por cuenta de Gignac, quien no alcanzó a barrer a tiempo tras el servicio de Jurgen Damm al 95. Al francés se sigue negando su gol 104, con el cual alcanzaría a Tomás Boy como el mayor goleador de Tigres de todos los tiempos.

Todavía Damm se perdió el segundo gol de Tigres con un remate que envío muy por arriba de la portería.

Comentarios

Load More