La Ciudad de México abandona el lago que inauguró hace cinco meses

El proyecto nació muerto… Inaugurado el 25 de noviembre de 2018, el nuevo lago artificial de la Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca no sirve para la práctica de esquí acuático, buceo y nado abierto, disciplinas para las que fue construido. Impulsado por Horacio de la Vega, quien fuera director del Instituto del Deporte de la Ciudad de México, esta pileta –cuyo costo ascendió a poco más de 15 millones de pesos– corre el riesgo de convertirse en un hoyo negro por el cual se tiren más dinero público y 84 mil metros cúbicos de agua potable que requiere para su llenado.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Inaugurado hace cinco meses, con una inversión de 15.5 millones de pesos, el lago artificial del Centro Acuático de la Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca está abandonado por el Gobierno de la Ciudad de México.

El proyecto impulsado por Horacio de la Vega, exdirector del Instituto del Deporte de la Ciudad de México (Indeporte), sólo ha significado la pérdida de cuatro canchas de futbol y siete de basquetbol, así como la desaparición de decenas de árboles.

El recinto fue planeado con la intención de impulsar la práctica del triatlón, esquí acuático, buceo, nado abierto y actividades sobre hielo; en la zona aledaña al lago se supone que podrían realizarse partidos de voleibol de playa y carreras de atletismo. De acuerdo con el Indeporte, el lago artificial de 84 mil metros cúbicos de agua potable –en una zona de escasez– daría servicio a unos mil 500 atletas cada mes. El funcionario también anunció que el cuerpo de agua artificial atraería a las aves migratorias acuáticas.

Sin embargo, nada de eso ocurrió; la enorme pileta sólo se ha ocupado en una ocasión: el día de la ceremonia de apertura, el 25 de noviembre último. El lugar permanece cerrado desde antes de que De la Vega terminara su gestión al frente del Indeporte, el 5 de diciembre de 2018, luego de seis años de encabezarlo.

Cuando él se marchó, lo hizo sin aclarar el uso y destino que le dio a los recursos públicos, como documentó Proceso en su edición 2196.

El lago artificial de 40 mil metros cuadrados y 1.6 metros de profundidad se localiza entre el Autódromo Hermanos Rodríguez y el recién estrenado estadio de beisbol Alfredo Harp Helú, cercano a la estación Puebla del Metro.

Llamado por Horacio de la Vega como “el nuevo oasis de la capital del país y un nuevo destino deportivo y turístico de la Ciudad de México”, la pileta luce descuidada, el agua está sucia y verduzca y la zona está llena de maleza y basura.

Las lonas de publicidad que se ocuparon para la ceremonia de apertura están raídas y desteñidas; además, ya se secaron las palmeras que sirvieron para la apertura.

De funcionario a asesor

La falta de uso y mantenimiento del lago artificial coincide con el proceso de transferencia del control administrativo de la Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca de parte del Indeporte a la alcaldía de Iztacalco, ordenada por la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

Una fuente cercana al caso confirmó a este semanario que el Indeporte ya comenzó con la entrega de la documentación respectiva.

En junio de 2014, siendo jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera derogó el decreto de 2006 por el que se otorgó a la Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca el rango de área de valor ambiental en la categoría de bosque urbano, bajo el argumento de que la zona exigía mayor infraestructura deportiva.

De esa manera, Mancera, vía Horacio de la Vega, permitió que la Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE), mediante su filial OCESA, realizara la ampliación del Autódromo Hermanos Rodríguez para el regreso de la Fórmula Uno a México, sin importar el derribo de árboles y la eliminación de áreas deportivas.

Posteriormente, ambos impulsaron la construcción del estadio de beisbol Alfredo Harp Helú, que hoy es el centro de una controversia legal entre la compañía del empresario y una de las firmas encargadas de colocar el techo del inmueble (Proceso 2218).

En 2001, luego de asumir la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador ordenó que la administración de la Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca fuera transferida a los gobiernos delegacionales de Iztacalco y Venustiano Carranza.

Dos años después, mediante un punto de acuerdo en la Asamblea Legislativa, la responsabilidad de las instalaciones deportivas volvió al Indeporte.

Además de regresar la administración del complejo deportivo a la alcaldía que encabeza Armando Quintero, la jefa de Gobierno explicó el sábado 4 que su gobierno eliminó el decreto de Mancera que permitía la construcción de más infraestructura en la Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca.

En la actualidad, el extitular del Indeporte asesora al Comité Organizador de los Juegos Panamericanos de Lima 2019 que comenzarán en julio próximo.

Panorama borroso

El futuro del lago artifical es incierto. La alcaldía de Iztacalco continúa sin definir el giro que le dará en cuanto asuma el control administrativo de la Ciudad Deportiva.

No obstante, de acuerdo con la fuente que conoce el caso, las autoridades descartan regresar el espacio a su estado anterior por el alto costo que implicaría la reinstalación de las canchas de futbol y de baloncesto.

Además, en abril último vecinos de Iztacalco reanudaron sus protestas por el desabasto de agua potable en sus colonias. Decenas de habitantes del Barrio San Francisco Xicaltango bloquearon el cruce de Plutarco Elías Calles y La Viga para exigir a las autoridades el servicio.

Los inconformes reclamaron que desde el sismo del 19 de septiembre de 2017 el agua no llega con regularidad.

En ese contexto se inauguró el lago artificial. En su edición 2181, este semanario registró el problema que representó llenar el estanque para su inauguración.

Aunque las labores de la obra fueron concluidas formalmente a mediados de 2018, la urgencia de Horacio de la Vega para inaugurar el lago se centró en los 84 mil metros cúbicos de agua que requería la pileta. De hecho, la entonces directora de Operación e Infraestructura Deportiva del Indeporte, María de Lourdes Pérez Hernández, aseguró a este semanario que para cumplir con el cometido se buscaría aprovechar las lluvias para afectar menos a los habitantes de la zona.

Pérez Hernández reconoció que para su llenado total, el lago requería de agua potable, cuyo abastecimiento se obtendría por un sistema de bombeo durante las noches, mediante el nuevo pozo de la Ciudad Deportiva.

Para esas fechas, el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) suspendió el servicio en las entonces delegaciones Coyoacán, Iztapalapa e Iztacalco.

“En realidad, también estamos supeditados a esos cortes. Es decir, no vamos a tener agua potable mientras esas personas no la tengan. Somos un usuario más: contamos con nuestras tomas de agua, pero estamos como en tercero o cuarto lugar en el rango de las prioridades.

“El agua potable primero es para las viviendas, luego están los hospitales y todos los servicios públicos. Después de todo eso estamos nosotros”, explicó la funcionaria del Indeporte.

Sin embargo, los habitantes de la zona y usuarios de las instalaciones de la Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca denunciaron que el Indeporte instaló dos tomas de agua potable en uno de los extremos del estanque para llenarlo durante las 24 horas continuas.

Formalmente, las labores de la construcción del lago artificial comenzaron en agosto de 2017, aunque su proyección inició en noviembre de 2016, cuando el subdirector Jurídico de Obras y Servicios del Gobierno de la Ciudad de México, Alfonso Oliva Mendoza, presentó a la Secretaría del Medio Ambiente local (Sedema) la Manifestación de Impacto Ambiental en su modalidad General (MIAG), para realizar el proyecto denominado Plan de Rehabilitación de la Ciudad Deportiva de la Magdalena Mixhuca.

El lago artificial que forma parte del malogrado Centro Deportivo de Actividades Acuáticas no tiene personal para darle mantenimiento a las instalaciones; alrededor del predio, sólo cuadrillas de trabajadores laboran en la colocación del drenaje para desaguar la pileta y conectar la tubería con los sanitarios para los usuarios.

Los empleados explican que la instalación del drenaje anterior fue destruida durante las labores de construcción del lago artificial.

Este reportaje se publicó el 12 de mayo de 2019 en la edición 2219 de la revista Proceso

Acerca del autor

Reportero con 30 años de experiencia en temas deportivos, egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha cubierto Copas del Mundo de Futbol, Gran Premio de Fórmula Uno, peleas de boxeo de título mundial, mundiales de ciclismo, Juegos Panamericanos y Juegos Centroamericanos.

Comentarios