Se enfrentan concesionarios de transporte y policías en Aguascalientes

Las nuevas unidades de transporte en Aguascalientes. Foto: Tomada de Twitter Las nuevas unidades de transporte en Aguascalientes. Foto: Tomada de Twitter

AGUASCALIENTES, Ags., (apro). – Policías estatales y concesionarios de camiones urbanos se enfrentaron este lunes en el centro de la ciudad capital, luego de que el gobierno implementara un programa de mejora a la movilidad, por el que ha sacado de circulación a los camiones que no cuentan con las características necesarias para brindar el servicio.

Desde las seis de la mañana, concesionarios, choferes y familias cerraron la circulación en el centro de la ciudad utilizando 38 camiones instalados en la avenida Madero, una de las principales vías.

La protesta ocurrió mientras el panista Martín Orozco Sandoval, gobernador del estado, presentaba el programa de mejora a la movilidad denominado “Yo Voy” al interior de Palacio de Gobierno.

Afuera, además de recursos para mejorar sus unidades, los protestantes exigieron un aumento al servicio de transporte público de 7.50 a 11.50. Sin embargo, la autoridad reiteró su negativa, debido a que las unidades no cuentan con la calidad necesaria para el incremento de la tarifa.

Luego de horas de negociación, los manifestantes se negaron a liberar un carril para beneficiar la circulación de vehículos y tras la negativa, llegaron los golpes y enfrentamientos con policías estatales.

Los concesionarios y choferes utilizaron a mujeres y niños como valla para impedir el paso a los elementos de seguridad.

En total se detuvieron a 12 personas: 10 hombres y dos mujeres, quienes son acusados de resistencia a particulares.

Además, se levantaron con grúa seis camiones urbanos. Todos fueron llevados al corralón, y el resto fueron retirados por los propios choferes y concesionarios.

Mientras ocurría la protesta, el gobernador realizó un operativo en camiones urbanos donde explicó lo que estaba sucediendo: “Llevo dos años y medio en el gobierno y esos dos años he platicado con ellos una y otra vez que teníamos que mejorar. Algunos me la creyeron y desde el principio echaron sus ahorros para comprar nuevos camiones y otros creyeron que era como antes, que nomás eran puras promesas y no me iba a animar, (ellos) ya se chingaron”, dijo Orozco Sandoval.

En tanto que Enrique Morán Faz, secretario general de gobierno, explicó que se trata de un grupo de concesionarios ayudados por asesores jurídicos del sistema de transporte de Michoacán “y hay un personaje que me decían ayer que está relacionado con La Tuta”, dijo.

“Ellos los motivaron a tomar acciones más radicales. La mayoría (de los protestantes) es gente de buena voluntad, muchos de ellos están buscando alguna alternativa porque son personas que tienen uno o dos camiones y este nuevo modelo ya no les permite tener un beneficio financiero. Se les invitó al diálogo y se les dijo que podían manifestarse siempre y cuando no afectaran a terceros. La mejor garantía que puede tener una sociedad es tener un gobierno que se sienta con la autoridad moral de poder aplicar la ley, y el gobierno de Martín Orozco así se siente.

enemos que garantizar un servicio de transporte urbano unificado y con un servicio digno y de calidad”, agregó.

Las fallas en el transporte urbano representan una de las exigencias más sentidas de la población; algunas de las unidades datan desde 1993 y presentan graves fallas mecánicas y de instalaciones, además de tardanza en la circulación y mal servicio tanto para usuarios como para choferes, que trabajan en condiciones precarias y con largas jornadas laborales.

Con información de Mónica Cerbón

Comentarios

Load More