En reunión AMLO-CNTE, maestros exponen inconformidades por reforma educativa

Movilización masiva de la CNTE en la CDMX. Foto: Alejandro Saldívar Movilización masiva de la CNTE en la CDMX. Foto: Alejandro Saldívar

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A casi cuatro décadas desde su creación, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) fue recibida por un presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para dialogar sobre sus inconformidades por la reforma educativa.

Una comisión integrada por 50 personas (representantes de la organización magisterial de 24 entidades federativas) arribó esta tarde a Palacio Nacional para el encuentro en el que planteó la conservación del “escalafón” como instrumento para medir promociones docentes, así como la participación sindical en la asignación de plazas y comisiones.

La CNTE, organización disidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), ha mantenido su inconformidad desde que la reforma educativa de 2013, surgida del Pacto por México, canceló el control sobre las plazas laborales al gremio, una medida que se mantuvo con la reforma aprobada en días pasados tras la iniciativa planteada por el presidente López Obrador.

Entrevistados antes de su ingreso a Palacio Nacional, algunos de los dirigentes aceptaron responder cuál sería el objeto de la reunión. Eloy López, dirigente de la Sección 22, expuso que debía afinarse la propuesta de las leyes secundarias, con la intención de que se precise la participación del magisterio y no sólo se entienda que desean el control político y administrativo para vender plazas.

Además, la CNTE pidió hoy que los comisionados sindicales tengan garantizado su salario.

La comisión permaneció en el interior de Palacio Nacional durante tres horas, tiempo en el que entregaron un documento que establece sus inconformidades, así como los pendientes respecto de la reinstalación de los cesados, la libertad de presos políticos y la abrogación definitiva de la reforma de Peña.

Dicha reforma motivó movilizaciones en la Ciudad de México y los estados de Chiapas, Guerrero, Michoacán y principalmente Oaxaca, sumando numerosos actos de represión, entre desalojos y otras acciones disuasivas en las que se registraron muertos, heridos y detenidos. El caso más emblemático fue el desalojo violento de la carretera México-Oaxaca, que culminó en la razzia de Nochixtlán en junio de 2016.

Aunque el dirigente de la Sección 9, Enrique Enríquez, consideró que la reunión fue exitosa, dirigentes como Pedro Bahamaca, de la Sección 7, advirtieron que de no aceptarse su posicionamiento mantendrán las protestas callejeras.

La CNTE regresará a Palacio Nacional el próximo lunes 27 para tener una respuesta por escrito del presidente López Obrador.

Comentarios

Load More