Calderón frente a AMLO: de su crítica pública al comedimiento epistolar

El expresidente Felipe Calderón. Foto: Octavio Gómez El expresidente Felipe Calderón. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Un deseo de éxito, larga explicación sobre su seguridad personal y familiar, autoafirmación de honestidad y lamento por sus ingresos, así una declaración que, sin obviar las diferencias de opinión, ofrece el expresidente Felipe Calderón Hinojosa al presidente Andrés Manuel López Obrador, en su gestión para que le regresen los guardaespaldas:

“Sepa Usted que siempre para mi el interés de México estará por encima de cualquier otro, y que por lo mismo, estaré siempre a su disposición en lo que estime conveniente o cuando considere que mi opinión, dadas las buenas y malas experiencias vividas en tan delicado cargo, le puedan ser de utilidad, sea directamente o a través de quien Usted designe”.

Este último, es el remate de la misiva fechada (aparentemente por error) el 18 de enero de 2018, enviada por Calderón a López Obrador cuyo equipo de comunicación difundió esta mañana una copia de la carta, acción esta inusual en las relaciones históricas de un presidente en funciones respecto a un expresidente.

Desde campaña y al iniciar su administración, López Obrador prometió retirar la protección a todo exfuncionario público, incluyendo a los expresidentes a quienes también suspendió la pensión vitalicia de que gozaban, sin embargo, el pasado 8 de abril, luego de que el expresidente Vicente Fox expusiera un incidente de seguridad en su rancho, el hoy mandatario le reasignó custodia revelando además que Felipe Calderón ya la había solicitado.

Desde entonces, reporteros que cubren “la mañanera” solicitaron una y otra vez a López Obrador que revelara la carta enviada por Calderón. Hoy, su equipo de comunicación, remitió la misiva.

“Quiero poner a su consideración un asunto especialmente delicado: se trata de mi seguridad y la de mi familia”, escribió en el segundo párrafo el exmandatario.

Calderón afirma luego que en el ejercicio del cargo de Presidente se toman decisiones “extremadamente complejas” y añade:

“En cumplimiento de ese deber de aplicar la ley, que implicó el procurar recuperar para las familias mexicanas la seguridad vulnerada por la criminalidad, me tocó enfrentar organizaciones delincuenciales, algunas de las cuales hay quien las considera entre las más peligrosas del mundo”.

Expone que por su desempeño ha recibido amenazas en distintas ocasiones, algunas públicas, otras directas y que tuvo conocimiento por labores de inteligencia de acciones que se encaminaban a atentar contra él, o contra la vida o la libertad de algún miembro de su familia.

En el mismo tono del arranque, contrastante con sus expresiones en Twitter, Calderón sigue:

“A pesar de todo y al igual que usted, estoy seguro, considero un altísimo honor haber podido servir al país en asuntos tan sensibles e importantes”, dice para luego decir que atenuaba el riesgo contar con la protección de “una de las instituciones más calificadas para ello: el Estado Mayor Presidencial”.

Luego, sin reproche, le dice a López Obrador:

“Con la decisión, por demás respetable, de retirar toda protección tomada al inicio de esta administración, súbitamente mi familia se ha quedado desprotegida y en consecuencia vulnerable a potenciales actos retaliatorios (vengativos) por parte de quienes atentan contra la seguridad de las familias mexicanas y a quienes mi gobierno combatió”.

Calderón Hinojosa, le dice a López Obrador, que entiende la motivación de sus decisiones:

“Sé perfectamente que ha habido abusos en esta materia, pero este no era el caso. Se que en muchas ocasiones se ha otorgado protección del Estado a quien no lo necesitaba o lo ameritaba legalmente. En mi caso, dicha protección la necesito y se justifica plenamente dados los riesgos asociados al desempeño del cargo”.

Luego sigue un lamento:

“Entiendo que, para algunos, los expresidentes debemos contratar por nuestra cuenta tal protección. Es posible que algunos expresidentes estén en una situación de solvencia económica que no tengan ningún problema para hacerlo. No es mi caso. Contrario a lo que pudiera decirse, nunca robé ni me enriquecí en el desempeño del cargo, y mis ingresos actuales, que son variables e inciertos, no me permiten pagar los servicios de seguridad que, dada la dimensión del riesgo, mi familia y yo requerimos”.

Y más:

“Como sabe tengo hijos y, al igual que Usted, uno de ellos menor de edad. Es cierto que las convicciones propias nos llevan a algunos a asumir en lo personal cualquier consecuencia derivada del cumplimiento del deber. Pero es terriblemente injusto que los hijos, las personas que más se quiere, queden en estado de indefensión por razones políticas completamente ajenas a su voluntad, y en circunstancias de riesgo que son claramente evitables a través de medidas de protección”.

Así, Felipe Calderón solicitó “de manera atenta y respetuosa” que le restituyan a su familia “un nivel mínimo de protección”.

Como se sabe, desde los primeros días de su administración, Felipe Calderón lanzó una “guerra contra el narco” que en los hechos, militarizo amplias zonas del país, incrementando exponencialmente las violaciones de derechos humanos y que disparó los indicadores de violencia, hasta acumular en su seis años de gobierno 121 mil 683 muertes violentas así como 25 mil personas desaparecidas.

Foto: Especial
Foto: Especial

 

Foto: Especial
Foto: Especial

Comentarios

Load More