Germán Martínez: un “pasajero” en grandes puestos

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Germán Martínez suele durar poco en sus cargos: Sólo diez meses estuvo como secretario de la Función Pública con Felipe Calderón, año y medio como presidente del Partido Acción Nacional (PAN), tres meses como senador de Morena, y menos de medio año como director del IMSS, con Andrés Manuel López Obrador.

Salvo que decida buscar la candidatura a gobernador de Michoacán, en 2021, el cargo de senador que seguramente retomará sería la responsabilidad en la que más podría durar Martínez Cázares, ya que la actual Legislatura concluye hasta 2024.

Martínez resultó ser la primera baja en el gabinete de López Obrador, por renuncia, no por despido, tal como lo hizo cuando, en septiembre de 2007, se separó de la Secretaría de la Función Pública tras sólo diez meses como titular.

Dicho por el propio Martínez, Calderón le dio la instrucción de relevar en el PAN a Manuel Espino, quien enfrentó un embate desde el gobierno federal que lo obligó a dimitir y se materializó el primer “dedazo” del sexenio.

Asumió la presidencia del PAN, en diciembre de 2007, y duró hasta el 5 de julio de 2009 — año y medio–, cuando sufrió una contundente derrota de la elección intermedia en el sexenio de Calderón, a quien pretendió suceder en la Presidencia de la República, pese a que el favorito era Juan Camilo Mouriño.

“Con algunos de mis colaboradores había soñado convertir ese día lleno de triunfos en mi primer paso jubiloso rumbo a la candidatura del PAN a la presidencia de la República. ¡Claro que por un momento me imaginé competir con Juan Camilo Mouriño, por suceder al presidente Calderón…! Pero esa noche transité abatido por las calles desiertas de la ciudad de México desde el edificio del CEN del PAN en Coyoacán, rumbo a Chapultepec”, escribió Martínez al narrar cuando se dirigía a entregar su renuncia a Calderón, en Los Pinos.

Al hacer pública su renuncia, Martínez alegó “ética de la dimisión” y desde entonces se retiró de la política, pese a que pretendió volver a ejercerla en el PAN. Al ser marginado, decidió sumarse a la candidatura de López Obrador, quien lo hizo senador y, al iniciar el gobierno, director general del IMSS.

Cinco meses y 21 días después de ejercer ese cargo, y tras una dura crítica a la austeridad impuesta por la Secretaría de Hacienda, que en realidad es decisión de López Obrador, Martínez Cázares renunció al cargo.

Acerca del autor

Reportero de Proceso desde 1994, Premio Nacional de Periodismo en periodismo de investigación y autor de tres libros.

Comentarios