Reabren uno de los dos carriles de la garita comercial de Otay

ENSENADA, BC (apro).- La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) reabrió uno de los dos carriles de la garita comercial de Otay Mesa-Tijuana, que el pasado 1 de abril cerró por motivos de seguridad nacional ante los flujos migratorios de centroamericanos.

Días antes, el miércoles 15, abrió cuatro carriles vehiculares en la garita de San Ysidro, que conectarán el sur de la carretera Interestatal 5 de California con las instalaciones migratorias de El Chaparral en Tijuana, Baja California.

Esto con el objetivo de tomar datos biométricos de los viajeros que no son estadunidenses y viajan a México, como parte de una orden del Congreso de Estados Unidos para registrar la salida del país de estas personas.

En un comunicado emitido desde sus oficinas en San Diego, California, la CBP precisó que desde el pasado viernes 3 comenzaron a regresar 25 de 51 inspectores que el 1 de abril fueron reasignados de Otay Mesa a otras garitas estadunidenses ubicadas en diferentes puntos de la nación. Se envió a un total de 545 verificadores para controlar las concentraciones de migrantes en la frontera.

“El CBP en San Diego está reclutando agresivamente a nuevos inspectores, ya que hay una tasa de vacantes del 20% en el Puerto de Otay”, según el reporte.

Agrega: “La mitad de los inspectores deberían ser contratados antes de fin de año y deberían estar disponibles para trabajar una vez que pasen por el proceso de CBP, que incluye varios meses de capacitación académica.”

Y resalta que, si bien no se ampliarán de momento los horarios de operación comercial en la garita, “se estima que los tiempos de espera para los trámites de exportación desde Tijuana se ampliarán en breve con la reapertura del carril y el personal reasignado y de nuevo ingreso”.

Organismos privados como la Cámara de Comercio de Otay Mesa y la Asociación de Industriales de la Mesa de Otay han señalado que el cierre de los dos carriles de exportación retrasó hasta en un 50% los tiempos de entrega en el comercio transfronterizo y provocó pérdidas económicas no evaluadas, pero son por varios millones de dólares en ambos lados de la frontera.

Sobre los cuatro nuevos carriles en San Ysidro, la Oficina de Aduanas informó que cuentan con casetas que son operadas por oficiales de la dependencia federal. Ahí se realizarán inspecciones a los viajeros con dirección a México, similares a las operaciones que actualmente se hacen a quienes viajan al norte.

“Estamos emocionados de llegar a otra meta del proyecto de renovación de la garita de San Ysidro, y esperamos operar los carriles con dirección sur y las casetas de manera eficiente y segura para realizar revisiones a los viajeros que viajan a México,” expresó al diario Los Ángeles Times el director de operaciones de CBP en San Diego, Pete Flores.

El oficial aduanal también precisó que, si bien el 15 de mayo se abrieron los cuatro carriles, hay seis más en construcción que se espera inicien funciones de manera progresiva en los próximos seis meses.

Comentarios

Load More