El gobierno refuta a Germán Martínez: eficiencia del gasto en el IMSS es de 93.3%

Zoé Robledo. director del IMSS. Foto: Germán Canseco Zoé Robledo. director del IMSS. Foto: Germán Canseco

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En su primera aparición pública como director del IMSS, Zoe Robledo informó que, tras una revisión que hizo ayer con Carlos Urzúa, secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), sobre los ingresos y egresos del instituto, durante el primer trimestre del año, éste tuvo una eficiencia del gasto de 93.3%.

Durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, Robledo Aburto explicó que, de los 64 mil millones de pesos anuales asignados al IMSS para el tema de materiales de curación y suministro de medicamentos, siete mil 479 millones correspondieron a los primeros tres meses del año.

De éstos, se ejercieron seis mil 979 millones, lo que equivale a 93.3%. “Esa es la eficiencia del primer trimestre”, dijo, y aclaró que “el reto mayor no es solo gastar el recurso, sino gastarlo bien, de manera más eficiente”.

Luego, el exsecretario de Gobernación reconoció:

“El IMSS puede presentar una situación grave, porque no gastar en el IMSS no necesariamente es un ahorro, puede ser un fracaso, una acción de gobierno”.

Por ello, aseguró que es en este rubro donde se deben atender los temas de corrupción:

“Donde hay concentración en pocas empresas en las compras consolidadas, donde hay compras a precios alzados, donde puede existir priorización equivocada sobre los suministros y medicamentos que más se requieren, frente a aquellos que están concentrados en centros de gran especialidad”.

El funcionario aclaró que los ingresos del Instituto tienen tres orígenes: las cuotas obrero-patronales que representan 73%, las aportaciones del gobierno 22% y los ingresos financieros de las reservas en el mercado bursátil, que representan 6%.

Por ello, afirmó que el “gran reto es que cada peso, que cada centavo, ya sea de lo que aporta gobierno federal y las cuotas obrero patronales, todos esos dineros sean cuidados con un ánimo y espíritu de saber que son sagrados”.

Además, recordó que en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) se plantea que hacia 2024, final de la administración, todos los habitantes de México puedan recibir atención médica y hospitalaria gratuita, incluidos el suministro de medicamentos, materiales de curación y exámenes clínicos.

“De ese tamaño es nuestro reto y el compromiso que estamos asumiendo el día de hoy”, concluyó.

El pasado martes, al presentar su renuncia al IMSS, Germán Martínez argumentó en una carta que hizo pública, que “injerencias perniciosas” de Hacienda le impedían operar en la institución y ponían en riesgo la prestación de servicios de salud.

“Algunos funcionarios de la Secretaría Hacienda tienen una injerencia perniciosa en el IMSS y ponen en riesgo la vocación igualitaria, de justicia y, concretamente, de prestación de servicios de salud que tiene el Seguro Social.

“El presidente del Gobierno de México proclamó el fin del neoliberalismo, pero en el IMSS algunas injerencias de Hacienda son de esencia neoliberal: ahorro y más ahorro, recortes de personal y más recortes de personal, y un rediseño institucional donde importa más el ‘cargo’ que el ‘encargo’”, apuntó Martínez.

El expanista acusó omisiones financieras, como un avance de 0% en obras programadas para este año y rezago en pagos a proveedores. También advirtió que al IMSS-Bienestar se le deben más de mil millones de pesos del llamado “componente de salud” que le correspondía del desaparecido programa Prospera.

 

Comentarios

Load More