Vinculación arte-ciencia: El Festival Aleph

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Una de las singularidades del festival El Aleph, que tiene actividades en estos días hasta el domingo 26 de mayo, es justamente la combinación de arte y ciencia, que a decir de su curador José Gordon, divulgador científico,  se trata de un programa en activo, producto de un “sueño colectivo”.

La tercera edición del festival, que se realiza en el Centro cultural Universitario y el Centro de Ciencias de la Complejidad (C3), dio inicio el martes 22 y contiene un programa muy diverso que incluye cine, conferencias, danza, teatro, ópera, música y talleres, guiados por cinco ejes: Ecología y cambio climático; Redes, coherencia social y urbanismo; Redes biológicas y algoritmos de la naturaleza; Complejidad y mundo interno del sujeto, y Neurociencias.

Bajo esos ejes se conmemorarán: el Año Internacional de la Tabla Periódica de los Elementos Químicos, los 50 años de la llegada del hombre a la Luna, los 70 años de la primera edición del cuento “El Aleph” de Jorge Luis Borges, el 500 aniversario luctuoso de Leonardo da Vinci y los 90 años de la Autonomía Universitaria.

Bajo toda esta programación, Gordon, también ensayista, periodista y conductor del programa La Oveja Eléctrica del Canal 22, expresó a Apro que el gran reto de esta edición es seguir trabajando en equipo para que, de manera organizada y a través de la inteligencia e imaginación, El Aleph se convierta en un festival colectivo:

“Es un festival de sueño colectivo donde queremos vernos como una sociedad que piensa en sí misma en términos de inteligencia, creatividad, pero sobre todo de bien común.

“La combinación de arte y ciencia nos lleva a salir de esta caja perceptual donde vemos los límites de manera muy reduccionista, entendiéndonos como partes, sin darnos cuenta de que estas partes crean sistemas complejos, y si pudiéramos vernos como ese colectivo, como un tejido de relación, entonces entenderemos algo que sólo el binomio arte-ciencia nos da noticia: y es que estamos más vinculados e interrelacionados de lo que pensamos”.

El divulgador, uno de los presentes en la inauguración de El Aleph el martes 22, invitó al público a revisar la programación, gratuita en su totalidad, y refirió:

“Decía un poeta (aunque la frase se atribuye a Galileo Galilei) que ‘nadie puede cortar una flor sin perturbar una estrella’, y eso nos lleva a pensar en el Efecto Mariposa, que dice que el simple aleteo de una mariposa puede desencadenar una tormenta.

“Lo que no hemos pensado es cómo el aleteo de un pensamiento creativo, la comunión de ideas e inteligencia en niveles coherentes nos permitirían desencadenar sistemas de interrelación más cercanos, y más profundos”.

El programa de El Aleph se puede consultar aquí.

El único faltante de este festival es que al ser un programa tan rico y tan diverso en temas, así como en la exposición de especialistas y profesionales de la ciencia –muchos de ellos extranjeros–, no exista un canal en YouTube o grabaciones para Facebook Live donde, por lo menos las charlas y conferencias, se pudieran revisar, no sólo por los asistentes, sino por los interesados y estudiantes de los temas que por cuestión de dinero o situación geográfica (el interior de la república), no puedan asistir.

 

Acerca del autor

Licenciada en Ciencias de la Comunicación (2005) con Diplomado en Relaciones Públicas (2014), habla inglés y francés, amante del cine y los idiomas. Se inició como reportera de deportes en su natal Veracruz, y luego en publicaciones de la Editorial Vía Satélite de la Ciudad de México. Forma parte de la Sección de Cultura y Espectáculos de Proceso desde 2007.

Comentarios