Gobierno de Venezuela reconoce crisis de salud, pero culpa a EU

El Ministro de Salud de Venezuela Carlos Alvarado en la 72 Asamblea Mundial de la Salud. Foto: Twitter @MSomosVen El Ministro de Salud de Venezuela Carlos Alvarado en la 72 Asamblea Mundial de la Salud. Foto: Twitter @MSomosVen

GINEBRA (apro).- El gobierno de Nicolás Maduro reconoció que toda la población  venezolana es víctima de la crisis del sistema de salud, que sobre todo afecta a los más pobres que representan el 50% de la población y responsabilizó de esta grave situación al gobierno de Estados Unidos.

La crisis del sistema de salud y la falta de medicamentos “afecta a toda la población venezolana, especialmente a la población con menos recursos que representa aproximadamente un 50% del total”, afirmó el Ministro de Salud de Venezuela Carlos Alvarado quien atribuyó la situación a las sanciones económicas impuestas por el gobierno de Washington.

Hasta hace unos meses Maduro y sus colaboradores más cercanos afirmaban que en Venezuela no hay una crisis humanitaria, pero el discurso del régimen ha cambiado y ahora admite que “todos” los venezolanos sufren del colapso del sistema sanitario, y que un buen número de personas, incluyendo niños, mueren por no poder atender sus padecimientos debido a la escasez de medicamentos esenciales; admite que los hospitales no funcionan al cien por ciento de su capacidad, la falta de equipo y personal médico, así como el surgimiento de enfermedades que habían sido erradicadas.

El Ministro de Salud explicó que el máximo responsable de esta grave situación es Estados Unidos y las sanciones económicas impuestas por el gobierno de Washington.

“El bloqueo comercial del que somos víctimas por parte de Estados Unidos es el principal problema de salud”, acusó Alvarado en rueda de prensa celebrada en Ginebra, Suiza, en el marco de la 72a Asamblea Mundial de la Salud.

Sin tener los datos a la mano sobre el número de casos, Alvarado mencionó el brote de enfermedades como sarampión, difteria, malaria y aunque defendió que los 300 hospitales de todo el país “sí funcionan”, admitió que ninguno lo hace al máximo de su capacidad topándose con la falta de insumos sanitarios, equipo, además de falta de antibióticos, anestésicos, medicamentos para tratar el cáncer, diabetes y el sida.

El ministro de salud tampoco ofreció cifras sobre muertes de personas, muertes de niños con cáncer y casos de malnutrición, pero citó “un estudio publicado en Estados Unidos” en el que se calcula que “unas 40 mil” personas han muerto en Venezuela por la escasez de medicamentos y de alimentos y que a su modo de ver se deben a las “medidas coercitivas unilaterales” impuestas por EU.

Según Alvarado las sanciones económicas habían llevado a la congelación de cinco mil millones de euros (cinco mil 600 millones de dólares) en activos, incluido el oro en el Banco de Inglaterra y fondos en grandes instituciones como Citibank.

De ese monto, 600 millones estaban destinados a la compra de alimentos y medicinas, entre ellos 12 millones para la adquisición de vacunas a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), lo que según sus cálculos cubriría las necesidades médicas de Venezuela durante seis años.

Las sanciones no apuntan a inocentes: EU

Ante estas graves acusaciones el gobierno de Estados Unidos argumentó que “las sanciones han sido dirigidas a golpear a las personas más cercanas y directamente asociadas con el régimen de Maduro, así como a las fuentes de su financiación”.

“Sólo el antiguo régimen de Maduro, con su incompetencia y corrupción voluntaria, junto con los actores malignos que lo apoyan, como Cuba y Rusia, están perjudicando al pueblo venezolano’’, declaró a Apro un oficial de Estados Unidos que prefirió reservar su nombre.

“Las sanciones de los Estados Unidos no apuntan a personas inocentes de Venezuela. Al cortar las fuentes de ingresos para el opresivo régimen de Maduro y sus patrocinadores, Estados Unidos está apoyando al pueblo de Venezuela en su búsqueda de la democracia’’, aclaró.

El funcionario del gobierno detalló que el mayor donante a la respuesta de la crisis venezolana, es Estados Unidos que ha proporcionado más de 256 millones de dólares, incluidos más de 213 millones en asistencia humanitaria y aproximadamente 43 millones en asistencia para el desarrollo en 16 países de la región desde el año fiscal 2017.

Esta asistencia proporciona “ayuda vital y servicios básicos críticos, que incluyen refugio para los más vulnerables, asistencia de emergencia para alimentos y salud, agua potable, protección contra la violencia y la explotación, así como oportunidades de trabajo y educación”.

Maduro no se quedará cruzado de brazos

“¿Qué estamos haciendo en Venezuela para superar esta situación? No nos quedamos con los brazos cruzados. Estamos fortaleciendo nuestras alianzas con países como Cuba, China, Rusia, Turquía, Palestina e Irán”, advirtió el ministro de salud venezolano.

Alvarado también habló sobre su encuentro con la directora general de la OPS, Carissa Etienne, en el que abordaron “la posible compra de materias primas para producir medicamentos en Venezuela”.

De igual forma Alvarado habló sobre su reunión con responsables del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) que ha aumentado sus operaciones en el terreno venezolano con más personal, con la distribución de generadores de luz además del envío de antibióticos y anestésicos.

Al ser cuestionado por Apro sobre declaraciones que el Director General del CICR Yves Daccord hizo en una entrevista advirtiendo que la situación en el país se iba a agravar y en la que expresó su deseo de poder tener acceso a todo el territorio venezolano, Alvarado justificó que el gobierno debe acompañar en sus misiones al CICR.

“Lo que hemos pedido es que la asistencia se haga de la mano del Ministerio de Salud y a todos los sitios donde han querido entrar han entrado, lo que preferimos es que no vayan sin nuestra presencia porque se utiliza de manera política la asistencia”, respondió el responsable del Ministerio de Salud de Venezuela.

 

Comentarios

Load More