Inauguran “Desaparecidos” de Marco A. Cruz en el Museo de la Memoria Indómita

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Con la exposición “Desaparecidos” que se inauguró en el Museo Casa de la Memoria Indómita, el fotoperiodista Marco Antonio Cruz cerró un ciclo de su vida y a su vez abrió otro a todos aquellos que busquen anteponer la memoria al olvido de lo movimientos sociales en México.

Foto: Alejandro Saldívar

Foto: Alejandro Saldívar

Las cerca de 60 imágenes que forman parte de la muestra son a su vez parte de un acervo de 220 imágenes –200 de ellas ya digitalizadas, más 20 impresas– que el también Coordinador de Fotografía de Proceso, donó al museo.

“Desaparecidos” es la captura de la histórica lucha del Comité Pro-Defensa de Presos, Perseguidos, Desaparecidos y exiliados Políticos de México ¡Eureka! y el Frente Nacional Contra la Represión (FNCR), dele periodo 1979-1993, al que sólo Cruz tuvo acceso desde muy joven, primero como fotógrafo (tenía 21 años) del diario “Oposición” del Partido Comunista de México, aunque en realidad fue a los 16 cuando comenzó su interés por el tema en su natal Puebla.

Cuenta:

“Fue en parte gracias al Partido Comunista que hice esta carrera, porque comencé a leer mucho y alejarme de malas amistades, de otra manera quizá hubiera terminado siendo un obrero más, ya que en esos momentos la máxima aspiración sólo era trabajar en la planta automotriz de Volkswagen”.

Foto: Alejandro Saldívar

Foto: Alejandro Saldívar

Como militante de izquierda también trabajó con el Partido Socialista Unificado de México (PSUM), y luego de cerca con la activista y luchadora social Rosario Ibarra – fundadora del Comité Pro-Defensa de Presos, Perseguidos, Desaparecidos y exiliados Políticos de México ¡Eureka!–, a quien recientemente se le otorgó la Medalla al Mérito Cívico “Eduardo Neri” que entrega la Cámara de Diputados.

Explica el fotoperiodista:

“Estuve cubriendo eventos muy fuertes, muchas veces acompañándola (a Ibarra), tuve su confianza y después me llamaban de su organización para diversas acciones –marchas, protestas en convenciones del PRI– y era el único, así que creo que logré material muy valioso.

“Así se fue conformando este cuerpo de trabajo que considero importante, histórico. Como me dijo una señora, en realidad esta es una exposición que no debería haber sido, porque no deberían de haber desaparecidos, pero en la Guerra Sucia se brincaron todo, las leyes, y creo que el movimiento sigue vigente en la medida en que no se presenten los desaparecidos”.

Finalizó:

“Ahora es responsabilidad del nuevo gobierno decir que pasó con esas desapariciones, qué paso con toda esa gente, ya no hay trabas, pueden decirlo, que lo digan”.

La exposición “Desaparecidos” estará abierta en el museo hasta el 21 de agosto, y tras esa fecha se espera que se presente en otros puntos de la ciudad.

Acerca del autor

Licenciada en Ciencias de la Comunicación (2005) con Diplomado en Relaciones Públicas (2014), habla inglés y francés, amante del cine y los idiomas. Se inició como reportera de deportes en su natal Veracruz, y luego en publicaciones de la Editorial Vía Satélite de la Ciudad de México. Forma parte de la Sección de Cultura y Espectáculos de Proceso desde 2007.

Comentarios