“Elección de Estado” en favor de Morena, advierten candidatos poblanos

A una semana de los comicios extraordinarios para elegir gobernador de Puebla, los aspirantes del PRI y de la alianza PRD-PAN-MC denuncian que se prepara una elección de Estado. El priista Alberto Jiménez, a quien las encuestas ubican en tercer lugar, señala que la orden de aprehensión contra el exgobernador Mario Marín impidió el crecimiento de su campaña, en tanto que el aliancista Enrique Cárdenas indica que operadores afines a los exgobernadores Marín y Rafael Moreno Valle trabajan en favor del candidato morenista, Miguel Barbosa.

PUEBLA, Pue.- Aunque el presidente Andrés Manuel López Obrador convocó a que la elección extraordinaria de gobernador de Puebla fuera un ejercicio democrático ejemplar, al cierre de las campañas los candidatos opositores aseguran que hay evidencias de que, en tiempos de la 4T, se reeditará una elección de Estado.

A una semana de las votaciones, los señalamientos que hacen los aspirantes a la gubernatura Enrique Cárdenas Sánchez, del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, así como Alberto Jiménez Merino, del PRI, son similares a los que se hacían contra la intromisión de gobiernos priistas y panistas.

Si bien el jefe del Ejecutivo cumplió con lo ofrecido en su gira del 10 de marzo por Puebla (no retornar a esta entidad en tiempos electorales), las denuncias sobre la intervención del gobierno estatal interino, a cargo de Guillermo Pacheco Pulido, en favor de Barbosa, no han cesado desde el mismo proceso interno de Morena.

Cárdenas Sánchez, quien se coloca como segundo lugar en las encuestas electorales, dice no tener dudas de que los “dados están cargados” a favor de Morena y de que, pese a la promesa presidencial, hay elementos que apuntan a una elección de Estado.

En entrevista, afirma que las principales evidencias de esto son la desigual y parcial cobertura de los medios sobre las campañas políticas, así como las presiones y amenazas del gobierno estatal contra alcaldes y exalcaldes para que apoyen a Barbosa; o bien contra burócratas para que aporten listas de familiares que comprometan su voto.

Cárdenas indica que es evidente que muchas cosas no han cambiado en las primeras elecciones que se llevan a cabo en tiempos de la Cuarta Transformación, pues los actos de campaña de su contrincante morenista son nutridos por acarreados, sin que el Instituto Nacional Electoral (INE) o la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) atiendan las denuncias que se presentan. “El gobierno federal se voltea para otro lado, es un pecado de omisión más que de comisión, pero igual es pecado”, refiere.

(Fragmento del reportaje especial publicado en Proceso 2221, ya en circulación)

Comentarios