AMLO analiza rehabilitación de fábricas de fertilizantes

El complejo Pajaritos en Coatzacoalcos. Foto: Yahir Ceballos El complejo Pajaritos en Coatzacoalcos. Foto: Yahir Ceballos

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El congelamiento de cuentas al exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, así como a la empresa Altos Hornos de México, no fue abordado de manera explicita por el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien sin embargo, sostuvo, el sobreprecio en la compra de una planta de fertilizantes chatarra, está plenamente acreditado.

Al respecto, anunció la realización de un diagnóstico para determinar si existe factibilidad en la reactivación de las plantas de fertilizantes en Sinaloa, Chihuahua y Veracruz, con las que podría garantizar la autosuficiencia en la demanda nacional.

En conferencia de prensa, López Obrador expuso que le gustaría poder reactivar la producción de fertilizantes en México, pero advirtió que, en ocasiones, debe elegir entre inconvenientes, para ejemplificar: autosuficiencias en combustibles o autosuficiencia en fertilizantes.

La intención del mandatario sería echar a andar la planta del complejo Pajaritos, en Coatzacoalcos, Veracruz; la de Cosoloacaque, en la misma entidad, así como una planta de urea en Camargo, Chihuahua.

En tanto, anticipó que revisan la instalación de una planta mediante asociación público-privada con empresas de capital suizo y alemán, que se instalaría en Sinaloa y abastecería el 20% de la demanda del país.

El titular del poder ejecutivo, no descartó la posibilidad de que las plantas paradas y algunas convertidas prácticamente en chatarra, sean concesionadas a algún productor privado, aunque planteó como inconveniente que no existe productor mexicano que las pueda adquirir.

El destino de la producción de fertilizantes estará sujeto a un diagnóstico que ya está integrándose, que incluye tanto la proyección de las inversiones para la rehabilitación de las plantas, como el costo proyectado de importación de gas, necesario para la producción.

 

Comentarios

Load More