Invasión de sargazo provocaría un mayor déficit en el Caribe mexicano: Moody’s

CIUDAD DE MÉXICO (apro).— La invasión del sargazo en las costas del Caribe mexicano no sólo tiene consecuencias en el ecosistema, sino también significa un impacto en los ingresos de las grandes compañías hoteleras y del estado de Quintana Roo.

Así lo dejó ver el reporte elaborado por la agencia calificadora Moody’s Investors Service en su reporte Invasión de sargazo en el Caribe implica riesgo por cambio climático para el turismo e ingresos en el que de plano señaló:

“La gran invasión de sargazo en la costa mexicana del Caribe amenaza los ingresos de la compañía hotelera Playa Resorts, el aeropuerto internacional de Cancún, la autopista Autovía del Mayab, y el Estado de Quintana Roo que es altamente dependiente del turismo”.

Una caída importante en la recaudación del impuesto al hospedaje de Quintana Roo provocará déficits financieros mayores a los proyectados originalmente.

Según la agencia calificadora, la crisis del sargazo implica una pérdida en la rentabilidad y en la generación de efectivo tanto para Playa como para Grupo Posadas.

Las tarifas por habitación, que cayeron en México después de que Estados Unidos emitiera alertas de viaje en septiembre de 2017, todavía no se han recuperado en su totalidad.

Es que el 34% de las habitaciones de Playa Resorts y el 53% de la Utilidad Antes de Intereses, Impuestos, Depreciación y Amortización (EBITDA, por sus siglas en inglés) de sus centros turísticos provienen del estado de Quintana Roo y, si bien el 10% del total de habitaciones de Posadas se encuentra en Quintana Roo, una buena parte de su mejora depende de la reapertura de su hotel Live Aqua en Cancún en mayo de 2019.

Últimamente, el crecimiento ha disminuido en el Aeropuerto Internacional de Cancún, cuya cantidad de pasajeros cayó un 1.8% de enero a abril de 2019 con respecto al mismo periodo del año anterior, y el tráfico de la Autovía del Mayab, que conecta a Cancún con la ciudad de Mérida, creció tan solo un 6.4% con respecto al mismo período de 2018, mucho menos de lo habitual para esa época del año.

Para darle dimensión al asunto, el aeropuerto de Cancún también es el segundo destino más importante para pasajeros internacionales, registrando 16.4 millones de pasajeros en 2018, ligeramente por debajo de los 17.2 millones de pasajeros que fueron atendidos por el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Según el reporte de la firma, una caída en las tasas de ocupación hotelera disminuirá los ingresos del impuesto al hospedaje del estado de Quintana Roo y los gastos para combatir el sargazo reducirán su ya débil posición liquidez.

La cancelación de las reservaciones hoteleras disminuirá la recaudación del impuesto al hospedaje a 36.7%, como proporción de los impuestos totales, en comparación con el promedio de 42.0% para el período 2013 a 2017.

De hecho, una cancelación de las reservaciones del 20%, un presupuesto de mil millones ($52.5 millones) para combatir el sargazo, o ambos, incrementarían los requerimientos financieros y debilitarían aún más el índice de efectivo a pasivo circulante de Quintana Roo.

Mientras que el municipio de Benito Juárez o Cancún, depende mayormente de la recaudación del impuesto predial, que no se ve afectado por el sargazo, además el municipio también cuenta con una nueva cuota ambiental, con la que obtendrá ingresos adicionales para combatir el sargazo incluso si la ocupación hotelera cae, explicó Moody’s.

Un gris verano en el Caribe

De acuerdo con el reporte elaborado por la calificadora, la creciente invasión de sargazo en la costa mexicana del Caribe probablemente empeorará este verano, lo que afectará la demanda hotelera en la región e implicará una amenaza los servicios turísticos y al estado de Quintana Roo, ya una cuarta parte de su PIB (Producto Interno Bruto) del turísmo.

“La experiencia reciente ha demostrado que las imágenes negativas pueden desalentar rápidamente a los viajeros en una industria que depende fuertemente del contenido generado por los usuarios y de reservaciones por Internet”, advirtió.

Una caída significativa de los ingresos del impuesto al hospedaje del estado aumentará los requerimientos financieros respecto a lo proyectado originalmente. Y dado que es probable que la invasión de sargazo vuelva a repetirse en los próximos años, las autoridades federales, estatales y municipales de México deberán invertir en su prevención y contención.

Desprendimientos de sargazo, un alga marrón del Atlántico Norte que ahora abunda en el Caribe y el Golfo de México, se extienden con el viento y las corrientes.

Recientemente, se han registrado cantidades inusualmente altas, que los investigadores en general atribuyen al cambio climático y a la contaminación del mar, en numerosas áreas de todo el mundo, incluidos África y Estados Unidos, y comenzaron a llamar la atención en el Caribe mexicano en 2013 antes de alcanzar niveles récord en 2015.

El alga se pudre rápidamente cuando alcanza la orilla, produciendo un mal olor que aleja a las personas que van a la playa. La gran acumulación en el mar también amenaza el famoso arrecife de coral del Caribe mexicano e impide a las tortugas marinas anidar en las playas.

México sin estrategia

Moody’s señaló que debido a que las inundaciones de sargazo serán un fenómeno recurrente, será necesario realizar esfuerzos adicionales para ayudar a proteger la industria del turismo, la cual representa 8.7% del PIB de México. Los retos que vienen todavía son importantes, considerando el costo de los esfuerzos de limpieza.

Un estudio realizado en 2013 por el Sargassum Early Advisory System (SEAS) estimó que rastrillar y remover el sargazo de las playas de Texas costaría a las entidades públicas a lo largo de la costa del golfo de Texas cerca de tres millones de dólares anuales.

“México no cuenta con entidades dedicadas al estudio del sargazo como los centros de investigación mencionados, o en línea con el esfuerzo que se realiza en Perú para aliviar el fenómeno recurrente de “El Niño”, alertó la calificadora.

Sin embargo, acotó, la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales de México lidera un nuevo grupo de trabajo para enfrentar los enormes volúmenes de sargazo que se predice llegarán a tierra en el verano de 2019.

Por su parte, el presidente, Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, anunció que las fuerzas de la Marina serán un elemento clave para evitar que el sargazo llegue a las costas de México y para limpiar cualquier cantidad de sargazo que en efecto llegue a las costas, pero el gobierno aún no ha detallado las medidas específicas ni el presupuesto planeado.

Acerca del autor

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Comentarios