Urge firma del T-MEC para evitar incertidumbre y mejorar perspectiva económica: ITC

La Directora Ejecutiva del Centro de Comercio Internacional Arancha González. Foto: Twitter @IntTradeCouncil La Directora Ejecutiva del Centro de Comercio Internacional Arancha González. Foto: Twitter @IntTradeCouncil

GINEBRA (apro).- La  Directora Ejecutiva del Centro de Comercio Internacional  Arancha González, advirtió sobre la urgencia de la firma del  T-MEC (o USMCA en inglés) entre México, Estados Unidos y Canadá “lo antes posible” porque, de lo contrario, aumentará la incertidumbre y bajará el crecimiento económico.

“A los tres países les interesa que se acabe la incertidumbre con la aprobación de este acuerdo lo antes posible”, afirmó González en entrevista con Apro antes de su partida a la Ciudad de México en donde se reunirá con la secretaria de Economía Graciela Márquez Colín y participará en el Women’s Forum Americas que se llevará a cabo del 29 al 31 de mayo.

Según su análisis “la incertidumbre de no saber cuáles son las reglas del juego se traduce en supresión del crecimiento y esto a su vez afecta al empleo”.

La titular del ITC (siglas en inglés) coincidió en que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador está sometido a una gran presión ya que se tiene poco tiempo para que México, Estados Unidos y Canadá ratifiquen el T-MEC pues el congreso de EU lo debería aprobar antes de que arranquen las campañas electorales en septiembre y de no ser así existe la posibilidad de que se posponga su firma hasta la primavera del 2021.

Ante este panorama, la experta en comercio internacional reconoció la premura que tiene México para que se ratifique dicho acuerdo.

“Yo creo que ha habido un toma y daca dentro del Congreso americano que ha retrasado su aprobación en EU y mientras más se acerca el proceso electoral en ese país, más difícil se hace esta discusión porque de fondo afecta a la pelea electoral entre republicanos y demócratas”, observó.

González subrayó la importancia de que el T-MEC se apruebe cuanto antes para que el país logre entrar en una espiral virtuosa, ya que “aprobar el acuerdo reducirá la incertidumbre y reducir incertidumbre supondrá mejorar las perspectivas económicas y al final estas perspectivas económicas se traducen en empleos”.

“Y Las perspectivas de economía no son un concepto hipotético”, aclaró.

El último informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) señala que la economía nacional pasará del 2.1% proyectado para este 2019 a 1.6% (una baja de 0.5%). Mientras que para 2020 se redujo de 2.2% a 1.9% (un 0.3% menos) respecto a las previsiones dadas a conocer en octubre del 2018.

Según las Perspectivas de la Economía Mundial del FMI dirigido por Christine Lagarde, quien también visitará México y se reunirá con AMLO, subraya que esto se debe a los “cambios en las percepciones sobre la dirección de las políticas en la nueva administración”.

Pese a ello, el presidente mexicano ha insistido en que la economía crecerá. En una de las mañaneras recientes López Obrador descartó estas previsiones y afirmó que “vamos bien”.

“Van a seguir insistiendo en que va mal nuestra economía, pero no es cierto, vamos bien. Se están creando empleos, ha mejorado el salario, y cada vez va a haber más bienestar en el pueblo”, dijo el mandatario quien mantuvo su apuesta por un crecimiento de 4% promedio sexenal y del 2% para este año.

Sin embargo, un factor que podría interferir con el crecimiento económico pudiera ser que no se concrete el anhelado acuerdo trilateral.

¿Y si no se ratifica el T-MEC?

La directora del ITC, agencia conjunta de la Organización Mundial del Comercio y de las Naciones Unidas cuyo objetivo es que las empresas en países en desarrollo sean más competitivas en el mercado global acelerando el desarrollo económico, remarcó que a la incertidumbre de la firma del acuerdo trilateral de comercio se suman las tensiones de la guerra comercial entre China y Estados Unidos.

Consideró que en caso de que se posponga la firma del T-MEC y de continuar la guerra comercial, la estrategia de México debe encaminarse a “construir resiliencia para reducir la dependencia”.

“México debe reducir el riesgo de depender de una sola economía, porque cuando esa economía se resfría el impacto sobre el país es enorme”, valoró.

En este sentido González admitió que  la estrategia mexicana ha sido la de buscar estabilizar su relación con EU pero también fortalecer su relación comercial con otros países para poder manejar de mejor manera los riesgos.

Según la experta México tiene la infraestructura en materia de acuerdos comerciales, “pero ahora tiene que ayudar a que sus empresas, sobre todo las pequeñas y medianas miren a otros mercados y construyan otros tejidos de relaciones comerciales”.

“Lo que hay que buscar es diversificar en productos y diversificar en servicios”, afirmó.

Mencionó que “el epicentro” de la incertidumbre mundial son las tensiones comerciales y a ello se suma que las empresas son más cautelosas a la hora de tomar decisiones sobre dónde invertir, dónde comprar, dónde vender y dónde emplear”.

Es por ello que por las tensiones comerciales hemos visto una reducción de las tasas de crecimiento a nivel mundial, observó González hablando de la imbricación que existe entre todas las economías “porque no son islas que flotan solas”.

Lo que puede hacer un país como México ante este escenario es fomentar que se reduzcan las tensiones de manera pacífica y para ello es importante prestar atención a lo que pasa en la OMC, es decir, “invertir en multilateralismo”.

Y por otra parte, “es necesario que México facilite la actividad empresarial dentro de sus fronteras, no solamente las actividades de las grandes empresas, sino facilitar sobre todo las del 98% que son pequeñas y medianas empresas y es ahí donde esta agenda de Pymes es muy importante”, argumentó.

Explicó que la característica principal de pequeñas y medianas empresas es que son muy sensibles a los cortes administrativos y burocráticos, a los cortes de hacer negocios, y mientras haya más dificultades y más trabas, más difícil es para las Pymes generar empleo de calidad y mejora económica y es mayor el riesgo de que caigan en la informalidad. “Eso reduce el crecimiento”, valoró.

Es por ello, “que se debe mejorar el acceso al crédito a la Pyme, siendo esta una tarea que debe considerar un país como México mientras hay una tormenta en el exterior”, insistió.

Y finalmente la formación es fundamental. Por ello el empleo debe ser muy bien formado, muy especializado, con conocimientos en materia digital y tecnológica ya que se pueden generar muchos empleos en este sector de la tecnología.

A su modo de ver “esta agenda se debe llevar adelante con o sin turbulencia comercial porque es la agenda que creará resiliencia para el futuro”.

Los recortes de la 4T y la importancia de la mujer

Al hablar sobre los recortes presupuestales del gobierno de la 4T, González argumentó que es comprensible que un gobierno recorte y haga inversiones. “Pero se debe buscar un punto de equilibrio en que se ingrese lo suficiente para generar gasto social, para reducir pobreza y mejorar el bienestar de la base de la pirámide”.

La experta celebró la cruzada contra la corrupción emprendida por AMLO: “Tiene que ser un objetivo fundamental en cualquier país porque la corrupción es un impuesto para los pobres, eso en un país que quiere reducir la pobreza tiene que ser una prioridad muy importante”.

Arancha González, incansable defensora de los derechos de la mujer, puso énfasis en la importancia de que la mujer tenga acceso a la economía del país y adelantó que en la cita con la Secretaria de Economía Márquez Colín abordará cuestiones sobre un comercio más incluyente, más sostenible y hablará sobre la agenda de la OMC en lo que corresponde a mujeres y comercio internacional.

De igual forma en el Foro al que ha sido invitada a participar al lado de Lagarde se debatirá sobre cómo resolver los temas de brecha de género y la participación de la mujer en temas globales, especialmente el acceso de la mujer a la economía.

“Las mujeres tienen mayor dificultad para participar en el comercio internacional, primero porque pasan más tiempo que los hombres en tareas domésticas no remuneradas, que no es que no trabajen, es que no cobran por trabajar”, aclaró.

A esto se suma que el acceso al crédito es más difícil porque hay una percepción de riesgo que es más alta y esa percepción permea en los sistemas financieros, además de la discriminación que sufre con respecto al hombre.

“Tenemos una asignatura pendiente con la brecha de género que existe en nuestras economías y en el caso de México hay que cerrarla, porque eso supone mejorar la calidad de la economía”, subrayó.

Recordó que el país tiene una de las tasas de participación de la mujer en el mercado laboral más bajas de la OCDE: “México tiene una de las más altas en participación política, pero una de las más bajas en la economía”.

Es urgente “visibilizar las brechas de género en la comunidad porque hace a las economías más débiles”.

Además, “incluir a la mujer mexicana en la economía supondría una mejora del 42% del PIB. Eso no es una cuestión de mujeres con mujeres para mujeres, es una manera de hacer que hombres, mujeres y que toda una nación se beneficie”, remató la directora del ITC.

 

Comentarios

Load More