Pemex requiere intervención urgente para el funcionamiento de México: Romo

MONTERREY, N.L. (apro). – Pemex es una empresa que ha sido históricamente maltratada, por lo que requiere de una intervención urgente, puesto que es indispensable para el funcionamiento de México, afirmó Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia.

En su participación en el Foro Internacional del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), efectuado en esta ciudad, el funcionario federal afirmó que el presidente Andrés Manuel López Obrador finalmente se decidió a rescatar a la empresa que era saqueada por grupos criminales.

“Es una obligación del Estado salvar a Pemex y si no salvamos a Pemex entonces sí vamos a entrar en problemas. Poco se platica en las críticas, pero la lucha contra el huachicol nadie la había hecho. La semana pasada, platicando con transportistas de Nuevo león, dicen que se acabó la competencia desleal, el huachicoleo, y empezaron los precios a normalizarse. Ahí está un efecto de lo que significa luchar con fuerzas y contra muchas mafias que se habían apoderado de Pemex”, explicó.

Ante unos 500 hombres de negocios reunidos en Cintermex, donde impartió la conferencia “proyectos económicos del nuevo Gobierno”, Romo Garza denunció que Petróleos Mexicanos había sido desatendida por los gobiernos anteriores durante décadas, por lo que es complicado sanear sus finanzas y darle nuevo rumbo.

“Pemex es una compañía grande con una historia de descuido de realmente poca vergüenza, por cómo se ha manejado, no ahorita, si no en los últimos 30 años. Todos nos hemos quejado de Pemex históricamente. Pero agarrar un elefante y cambiarle el rumbo, los que hemos comprado negocios sabemos que no es fácil, toma tiempo conocer lo que hay y saber a dónde lo vamos a llevar”, dijo el empresario, que se encarga del fomento económico en el mandato de López Obrador.

En la sección de preguntas y respuestas, moderada por Felipe León Gómez, presidente del IMEF Grupo Monterrey, Romo consideró necesario ajustar el gasto corriente del gobierno federal, e incluso recortar programas sociales, para despresurizar las finanzas de Pemex.

“Todo mundo, en el sector de empresarios que representaba, decían que el gasto corriente hay que bajarlo, porque entre más gasto, más ordeña y más deterioro y más irresponsabilidad. El apretón es durísimo. Siempre he dicho que probablemente se nos está pasando la mano, pero no hay forma de seguir con este gasto”.

“Este apretón va a ser para quitar presión a Pemex y sí, vamos a tener qué quitar muchos programas y muchas inercias que eran un pecado, porque eran un tiradero de dinero. Al estar viviendo una restricción fiscal, como la de este gobierno, que todos promovían, pero no la habían vivido, junto con una política monetaria tan restrictiva, con tasas reales muy altas, son camisas de fuerza que nos afectan en corto plazo, pero si lo sanamos, que es la intención, no tengo duda que tendremos un mucho mejor futuro”, afirmó.

Al finalizar el primer día de actividades del Foro que termina mañana, reconoció que, junto con estas medidas de austeridad y restricciones, el gobierno federal necesita proporcionar más información a la ciudadanía, pues la transformación ha ocasionado que los mexicanos se confundan.

“¿Qué nos ha faltado? Probablemente generar más confianza. Tanto cambio y declaraciones rápidas e intensas, crean mucha confusión sobre a dónde vamos. No tengo duda que el reto es ganar la confianza y entusiasmar más. Veo un sector extranjero optimistas. He hecho anuncios de seis compañías que, ellas solamente, andan como en 16 billones de dólares en los próximos cinco años”, señaló.

Por eso, dijo, ya le pidieron al área de Comunicación Social de la Presidencia, que pidan al mandatario que enfatice en las conferencias “mañaneras” que debe enviar mensajes de la confianza que hay en el buen funcionamiento de la economía de México.

Además, el gobierno federal saldrá a toda la República para reunirse con actores empresariales y gobernantes para unificar criterios en torno al proyecto económico nacional.

“Le pedimos (al presidente) que en todas las giras que vaya, el mensaje de confianza él lo haga. Yo le decía el otro día y se los digo con confianza a ustedes: ‘presidente, nosotros ya llegamos hasta acá. Necesitamos que nos dé un empujoncito, porque hay confusión, hay cautela. Ayúdenos con ese empujón, porque, si no, no vamos a crecer’”, dijo Romo.

Sobre el reciente arresto en España de Alonso Ancira, presidente del Consejo de Administración de AHMSA, a quien se acusa de lavado de dinero, el funcionario dijo desconocer detalles del expediente, aunque afirmó que el hecho es un mensaje del presidente López Obrador sobre su seriedad en el combate a la corrupción.

Luego de la breve conferencia de prensa que ofreció tras la presentación, el jefe de la Oficina de la Presidencia tuvo que cortar el encuentro con los periodistas.

“Si no, me deja el avión y ya viajo en comercial. Y no puedo detenerlo”, dijo como broma, en referencia al reciente desliz aeroportuario que le costó el puesto a Josefa González Blanco, Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Comentarios