PAN y PRI denuncian presiones a alcaldes poblanos previo a elección

PUEBLA, Pue. (apro).- A escasos días de la elección extraordinaria en Puebla, los candidatos a la gubernatura del PAN y del PRI, Enrique Cárdenas y Alberto Jiménez Merino, denunciaron que hay presiones y coacción por parte del gobierno interino en contra de alcaldes para que operen a favor del candidato de Morena, Miguel Barbosa Huerta.

Durante el último día de campañas, Cárdenas aseguró tener conocimiento de al menos 12 alcaldes panistas, perredistas y de Movimiento Ciudadano que han sido amenazados tanto en sus cuentas públicas, con amagos de auditorías o retirarlos de programas presupuestales si no operan a favor de la candidatura de Barbosa Huerta.

El candidato, quien ha asegurado que en Puebla se vive una elección de Estado en la que todo el aparato gubernamental opera para favorecer al candidato de Morena, calificó como vergonzoso que se use a la Auditoría Superior del Estado (ASE) como “garrote político”.

Este día, el edil panista de Atlixco, Guillermo Velázquez Gutiérrez, denunció que en los últimos seis meses ha sido sometido a dos auditorías, tanto hacia su administración municipal que apenas arrancó en octubre del año pasado, como sobre su actuación como director del Instituto Tecnológico de esa localidad.

Velázquez Gutiérrez agregó que la ASE también inició otras 16 auditorías sobre la gestión del anterior alcalde de Atlixco, José Luis Galeazzi, pero que, de manera institucional, le corresponde atender a su gobierno.

El funcionario rechazó las acusaciones en su contra hechas con anterioridad por Morena en el sentido que desde Atlixco se prepara un operativo para boicotear los comicios del domingo. Exigió al coordinador de la campaña de Juntos Haremos Historia, Gabriel Biestro, que muestre las pruebas que tiene para hacer tales señalamientos.

En tanto que el candidato a la gubernatura del PRI, Jiménez Merino, también denunció que al menos 30 alcaldes que llegaron a sus cargos por el tricolor han sido presionados desde la Secretaría General de Gobierno para que apoyen la campaña de Barbosa.

“La vox populi dice que desde la Secretaría General de Gobierno, funcionarios menores están presionando a nuestros presidentes municipales priistas, dándoles instrucciones”, afirmó al señalar que esos mismos ediles no se han aparecido en su campaña pese a que son militantes del PRI.

Refirió que tales presiones han ocurrido con las cuentas públicas, ahora que Morena tiene mayoría en el Congreso local, pero igual les ofrecen pequeñas obras de 2 a 3 millones de pesos para que las lleven a cabo en sus administraciones. El priista adelantó que ya integran una denuncia sobre estos hechos.

También dijo que hay focos rojos en la elección por la misma intervención del gobierno estatal para favorecer al candidato de Juntos Haremos Historia.

El priista denunció que ha sido intimidado, perseguido y espiado por policías y operadores del gobierno estatal.

Mencionó que en un mitin de la Sierra Norte, policías estatales -entre ellos uno que estaba armado-, lo grabaron y lo persiguieron durante una caminata como parte de su proselitismo.

Igual, acusó que en actos que llevó a cabo en esta capital y en Ajalpan se pudo percatar de la presencia de espías de la Secretaría General de Gobierno.

Barbosa arriba en encuestas

Pese a los señalamientos, Barbosa se coloca arriba de todas las encuestas al cierre de las campañas.

Al participar en el último evento masivo de su campaña en Tehuacán, el candidato dijo que ganará los comicios del domingo con una ventaja de dos dígitos.

“Ganamos la elección de gobernador de 2018 por 12 puntos, un fraude maquinado desde el control de los órganos electorales falsificó una elección de seis, la de gobernador, pero mantuvimos la verticalidad, Miguel Barbosa nunca dialogó con el poder, nunca se sentó con nadie en privado, nunca negoció”, expresó.

“Yo tenía el encargo de López Obrador de mantener la lucha y el movimiento”, sostuvo.

Sobre las denuncias que han hecho sus oponentes, en especial Enrique Cárdenas quien advirtió que podría impugnar las elecciones por las irregularidades, Barbosa aseguró que “son patadas de ahogado” porque ya sabe que perderá las votaciones.

El candidato además rechazó las versiones que aseguran que tiene problemas de salud y que eso afectará su mandato en caso de ganar las elecciones. Aseguró que esas versiones formaron parte de la “guerra sucia” en su contra.

En ese sentido, este día, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ordenó a la Junta local del Instituto Nacional Electoral investigar la campaña telefónica que se desató en Puebla en contra de Barbosa, en la que, entre otras cosas, se mencionaban sus problemas de salud por la diabetes que padece.

La Sala Superior del TEPJF pidió a la Junta local del INE retomar la denuncia que había desechado sobre este caso, pues expuso que no se agotaron las investigaciones a fondo.

Comentarios

Load More