AMLO envía el T-MEC al Senado y le pide un periodo extraordinario para ratificarlo

El mandatario confió en que el T-MEc sea ratificado por los congreso de Canadá y Estados Unidos, Foto: Octavio Gómez El mandatario confió en que el T-MEc sea ratificado por los congreso de Canadá y Estados Unidos, Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que esta tarde enviará al Senado de la República el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá (T-MEC) para que sea ratificado por mayoría simple; para ello, solicitó a los legisladores convocar a un periodo extraordinario de sesiones.

“Es el procedimiento que falta, la ratificación del Senado. Y, de manera respetuosa, por tratarse de un poder independiente, autónomo, vamos a solicitar a los senadores que consideren el que se convoque a un periodo extraordinario para la aprobación del Tratado”, aseguró esta mañana.

Durante su conferencia de prensa, López Obrador se dijo confiado en que los senadores aprobarán el texto, así como aprobaron la reforma laboral, “de manera muy responsable”.

“Desde luego, se trata de un poder independiente, ellos van a decidir. Pero yo señaló que existe, si no un consenso, sí un apoyo mayoritario del pueblo de México para que se apruebe y ratifique este tratado. Consideramos que nos conviene, que es benéfico para que haya más inversión extranjera y que se estimule la participación de las empresas para la creación de empleos bien pagados en el país”, dijo.

“Estamos seguros que vamos a contar con el apoyo de los senadores y que pronto se va a tener esta aprobación que va a ayudar mucho a mantener la confianza en México, en su pueblo, en su gobierno”, añadió.

El consejero jurídico, Julio Scherer, recordó que el T-MEC fue firmado el 30 de noviembre 2018 en la cumbre del G20 en Argentina. No obstante, comentó que está pendiente su ratificación en el senado de los tres países participantes.

Aclaró que la Constitución Política de México da la facultad exclusiva a la Cámara de Senadores sobre tratados internacionales y no establece la necesidad de una votación por mayoría calificada para la aprobación, por eso, operará la mayoría simple.

Los beneficios

La secretaria de Economía, Graciela Márquez, explicó que la entrega del texto al Senado es el último paso del proceso de modernización del tratado firmado en 1994. Añadió que empezó en 2017, pero en agosto de 2018 el gobierno de transición acompañó el último tramo de la negociación.

La funcionaria destacó que con la ratificación del T-MEC se impulsa la perspectiva para abrir espacios para la inversión, el comercio y la creación de empleos con beneficio a la actividad productiva del país. Recordó que los flujos comerciales son 2.2 billones de dólares anuales con la región, “uno de los intercambios más importantes en el planeta” y ahora habrá más ventajas porque ya no existirán barreras arancelarias.

El subsecretario para América del Norte, Jesús Seade, el principal negociador del gobierno mexicano, recordó que este jueves se cumplen seis meses de la firma del T-MEC, lapso durante el cual se cumplieron tres factores necesarios: la reforma laboral, la resolución del tema del acero y la participación de los gobiernos ejecutivos en la negociación.

Dijo que ayer en Canadá inició el proceso legislativo correspondiente y que, en Estados Unidos, aunque es más complejo el procedimiento, se espera que se apruebe a finales de julio.

Ante la pregunta de que si en el T-MEC se abordaba el tema de la solución al problema migratorio, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, aclaró que no hay un apartado en la materia.

No obstante, recordó que, desde el inicio del gobierno de López Obrador, éste le envió una carta a su homólogo estadunidense, Donald Trump, para convocarlo a trabajar en un programa para atender los problemas de Centroamérica.

Respecto a presuntos riesgos en la ratificación del tratado en Estados Unidos, el presidente López Obrador se dijo optimista y explicó:

“Estoy seguro de que se va a aprobar, aún con las diferencias que pueda haber en Estados Unidos. En Canadá no hay duda. Podría haber dudas de procedimiento, más que de fondo en Estados Unidos, porque ellos tienen que hacer una ley, lleva tiempo, significa acuerdos”.

Incluso, afirmó que apostaba a favor de su aprobación y descartó que en el país vecino se reabra la negociación. “Hay condiciones inmejorables para la aprobación del tratado”.

 

Comentarios

Load More