La Orquesta Escuela Carlos Chávez se apropia de Los Pinos

CIUDAD DE MÉXICO.- Coordinado por el director de orquesta Eduardo García Barrios, el Sistema Nacional de Fomento Musical se instaló en la antigua residencia oficial de Los Pinos y ocupa desde principios de 2019 la Casa Ruiz Cortines con el propósito de desarrollar sus proyectos de educación, formación y difusión musical, bajo el título “Los Pinos suenan” (número 2218).

Los jóvenes músicos de la Orquesta Escuela Carlos Chávez ya toman clases en los salones y jardines que, durante décadas, desde que el presidente Lázaro Cárdenas dejó la residencia en el Castillo de Chapultepec para vivir en el entonces denominado rancho La Hormiga, fueron para el goce exclusivo de los presidentes en turno, la clase política y sus invitados especiales. Ahí, por ejemplo, recibió el presidente Adolfo López Mateos al presidente estadounidense John F. Kennedy.

Creador de varias orquestas comunitarias en el país y de la Orquesta de Baja California, García Barrios platica del proyecto de integrar una nueva orquesta y un coro comunitarios que tengan su sede en Los Pinos para que los niños y jóvenes de los barrios cercanos, pero también de cualquier punto de la ciudad, tengan la oportunidad de participar de un proyecto cultural, cuyos ejes son el contacto con la naturaleza para generar conciencia ecológica a través de un repertorio musical cuya temática esté relacionada; la diversidad; y la identidad.

Un proyecto dirigido a los asistentes al Centro Cultural Los Pinos, abierto desde el pasado 1º de diciembre en el marco de la llamada Cuarta Transformación del actual gobierno, cuyas premisas esenciales son el trabajo musical colectivo, con orden y disciplina, y la visión comunitaria, que incluye no sólo a los participantes de las agrupaciones, sino también a su círculo cercano como la familia y amigos, con lo cual se genera una “Comunidad de Comunidades”. Un trabajo “de la gente para la gente”, dice el director.

 

 

Comentarios