Mueren 43 mil mexicanos al año a causa del tabaquismo

El 31 de mayo se conmemora el Día Mundial sin Tabaco. Foto: David Deolarte El 31 de mayo se conmemora el Día Mundial sin Tabaco. Foto: David Deolarte

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A pesar de que México aprobó y ratificó el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT), anualmente mueren alrededor de 43 mil mexicanos por enfermedades atribuibles al tabaquismo.

La adicción es considerada como una epidemia focalizada en grupos de mayor vulnerabilidad, principalmente los adolescentes, y las cifras sobre el consumo de tabaco entre la población de 12 a 65 años se mantienen.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas 2016-2017, la prevalencia de consumo de tabaco diario en la población de 12 a 65 años no ha variado desde 2011 hasta 2016.

La encuesta refiere que había 14.9 millones de fumadores, de los cuales 11.7 son hombres y 3.8 mujeres.

Desde 2008, México avanzó con leyes en materia de ambientes 100% libres de humo de tabaco; casi la mitad de la población está protegida por ese tipo de leyes integrales.

Sin embargo, la encuesta revela que la población no fumadora continúa expuesta al Humo de Tabaco de Segunda Mano (HTSM) en bares, restaurantes, transporte público, escuelas y en los lugares de trabajo.

El funcionamiento de las advertencias sanitarias en los fumadores de 12 a 65 años disminuyó de 34.7% a 27.9% a nivel nacional.

En este rango de población, el 70% quiere dejar de fumar; el 30% conoce las líneas de atención telefónica, pero sólo el 4% las ha utilizado. El 85% de los fumadores ha optado por la voluntad para dejar la adicción; el 7.8% con métodos no tradicionales y el 3% con farmacoterapia.

La ayuda a los fumadores para dejar de fumar es la red de centros de cesación tabáquica del Centro de Atención Ciudadana contra las Adicciones (Ceciadic), disponible a través de la línea telefónica 01 800 911 2000 y en el sitio oficial en internet www.conadic.salud.gob.mx

Los fumadores mexicanos de 12 a 65 años gastan entre 250 y 300 pesos al mes en productos de tabaco. Aunque tienen impuestos, los productos son accesibles para la población y se ha incrementado al 50% el consumo de cigarros sueltos, pese a que su venta está prohibida en la legislación desde hace más de 25 años.

La mayoría de los fumadores mexicanos son ocasionales o diarios; en promedio consumen menos cigarros que la población global. Aun así, en la encuesta se contabilizaron 14.3 millones de fumadores, lo cual confirma que el tabaquismo es un problema de salud pública que debe ser considerado prioritario en las políticas de salud en México.

El tiempo que tarda un fumador en encender un cigarro, al día, es un indicador para saber el nivel de la adicción física a la nicotina. En 2016, el 27.5% prendieron su primer cigarro del día treinta minutos después de levantarse de la cama.

El promedio de cigarros fumados al día es de 7.4 y 733 al año; la edad promedio de inicio de consumo es de 19.3 años; más de 5 millones de mexicanos han usado cigarro electrónico; el 14.1% de los no fumadores han estado expuestos al HTSM en sus hogares.

Uno de los métodos recomendados en la encuesta para que la población deje de fumar es incrementar los impuestos a los productos de tabaco para que sean menos accesibles a la población y deben estar indexados a la inflación para asegurar que su incremento sea continuo.

El tabaquismo es la principal causa de mortalidad evitable. Las enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares, las respiratorias crónicas y el cáncer de pulmón son las más asociadas y representan un alto costo para el sistema de salud mexicano.

Se estima que en 2020 el tabaco será la causa del 12% de todas las muertes a nivel mundial, para entonces este porcentaje será mayor que el de las muertes causadas por el VIH/SIDA, tuberculosis, mortalidad materna, accidentes automovilísticos, homicidios y suicidios en conjunto.

El 12 de agosto de 2003, México firmó el Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT) de la OMS y lo ratificó del 28 de mayo de 2004, lo que dio pauta a la creación de la Ley General para el Control del Tabaco que se aprobó en 2008.

Así, México adoptó el plan de medidas MPOWER que se refiere a monitorear a la población fumadora, protegerla de la exposición al Humo de Tabaco de Segunda Mano (HTSM), ofrecer ayuda para dejar de consumir tabaco, advertir sobre los peligros del tabaco, hacer cumplir las prohibiciones de publicidad y aumentar los impuestos del tabaco.

Comentarios

Load More