No renunciamos a recurrir a tribunales internacionales, pero apostamos al diálogo: AMLO

López Obrador en conferencia desde Veracruz. Foto: Noé Zavaleta López Obrador en conferencia desde Veracruz. Foto: Noé Zavaleta

VERACRUZ, Ver. (proceso.com.mx).- El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que su gobierno apuesta al diálogo con Estados Unidos antes que recurrir a los tribunales internacionales tras los señalamientos del presidente Donald Trump de gravar con un arancel extra de cinco por ciento todos los productos mexicanos, en caso de que no se detenga el éxodo migratorio.

El presidente no descartó que si el gobierno norteamericano insiste con gravar los productos emanados de México, su gobierno pueda recurrir a organismos internacionales para conciliar dicha situación.

“Hay organismos internacionales para dirimir controversias económicas, comerciales y políticas a las que se puede acudir. No renunciamos a ese derecho de recurrir a tribunales internacionales , pero apostamos al diálogo”, dijo López Obrador.

Anticipó que el próximo miércoles se reunirán el secretario de Estado de la Unión Americana, Mike Pompeo y el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard y la Secretaria de Economía, Graciela Márquez para tratar de evitar el arancel anunciado por Trump.

En conferencia desde el Museo Naval de Veracruz, López Obrador señaló que su gobierno le “apuesta” al diálogo, a los acuerdos, a los compromisos y a “mucha política”, antes -dijo- que a la confrontación.

Solitario en la conferencia mañanera atípica, López Obrador descartó que sea necesaria su presencia en la reunión del próximo miércoles de Ebrard y Márquez para hablar con las autoridades estadunidenses, pues ellos -insistió- han mostrado “disponibilidad” al diálogo.

“Ya se inició la comunicación con el gobierno de Estados Unidos. Hay disponibilidad, hay diálogo; esto es un paso favorable, bueno, no hay cerrazón (sic), ni hay la intención de desechar la posibilidad de llegar a un acuerdo”.

López Obrador se limitó a establecer que uno de los compromisos del gobierno mexicano es atender el flujo migratorio centroamericano que en comparación con el 2018 se detonó al doble.

Sobre el constante desdén e indiferencia del gobierno norteamericano que encabeza Donald Trunp hacia la nación mexicana, López Obrador hizo un llamado a la prudencia.

“¿Hasta cuando una política prudente?, tenemos que ser sensatos, aunque tengamos el corazón caliente, siempre vamos a tener la cabeza fría, soy paisano de ustedes, estoy lleno de pasión… así que sereno moreno”, dijo López Obrador para luego estallar en carcajadas.

El mandatario expuso que antes de “la amenaza” hay que creer en el diálogo y negociación, como parte -dijo- del arte de gobernar.

El tabasqueño señaló que pese al “mensaje fuerte” de Donald Trump sobre los aranceles, el peso “resistió”, aunque sí tuvo una ligera depreciación.

Obrador ofreció a las naciones centroamericanas “asistencia técnica” para la agricultura y siembra de árboles y puso de ejemplo el programa “Sembrando Vida” como una medida emergente para frenar el éxodo de migrantes centroamericanos, sobre todo -dijo- de Honduras.

“Ellos necesitan crear programas de desarrollo, que haya empleos… les podemos dar asistencia técnica, les pongo un ejemplo, tan solo en Chiapas se están sembrando 200 mil hectáreas, dando empleo a 89 mil jornales”.
López Obrador se encuentra en Veracruz para encabezar los festejos del Día de la Marina, que además del acto protocolario contemplan el depósito de una ofrenda en el mar, evento que  sufrió una modificación ante la lluvia registrada en el puerto.

Comentarios

Load More