“Nunca es tarde para rectificar”, dice el obispo de Cuernavaca a los cárteles

El obispo de Cuernavaca, Ramón Castro. Foto: Tomada de Facebook /caminamosporlapaz El obispo de Cuernavaca, Ramón Castro. Foto: Tomada de Facebook /caminamosporlapaz

CUERNAVACA, Mor. (proceso.com.mx).- Ramón Castro y Castro, obispo de Cuernavaca, hizo un llamado a los cárteles que operan en la entidad y les pidió “rectificar y convertirse”, durante la homilía con la que concluyó la Caminata por la Paz.

La movilización comenzó después de las 9 de la mañana y congregó a miles de personas de prácticamente todo el estado, quienes caminaron desde la Iglesia en Tlaltenango, al norte de Cuernavaca y llegaron a las inmediaciones de Catedral, en donde el prelado ofreció una misa con un mensaje que duró 27 minutos.

“De manera particular hago un llamado a los cárteles que operan en Morelos, a ustedes Jalisco Nueva Generación; a ustedes Los Rojos; a la Familia Michoacana; a Los Tlahuicas; a los Mayas, que son las principales bandas y tantas otras también”, abrió el obispo.

“También son hijos de Dios y a pesar de todo, el señor los ama. Nunca es tarde para rectificar y convertirse. Violencia engendra violencia y sus luchas por el territorio, por la distribución de droga, de lavado de dinero, de tráfico de armas, no solo afecta a la sociedad, afecta a sus hijos, afecta a sus hermanos y hermanas, a sus padres, por amor a ellos, por temor de Dios, conviértanse. Nunca es tarde, siempre es posible”, agregó Castro.

Aclaró que la caminata no es contra ningún gobierno, pues “no podemos dejar todo el peso de la responsabilidad en una sola persona o una sola institución, todos estamos llamados a ser corresponsables”.

Aseguró que el objetivo de la movilización es hacer un llamado a la justicia y a la paz.

“Hago un apremiante llamado a quienes originan la violencia y persisten en ella, a todos los hermanos que causan tanto dolor, que de una vez por todas se den cuenta que su dinero fácil, tarde o temprano les va a quemar los bolsillos, la conciencia y el alma que Dios, juez justo, les llamará a cuentas y les pedirá cuenta de la sangre de sus hermanos”, sostuvo.

Y continuó:

“Recuerden, recuerden todos los jefes de las bandas de delincuentes, todos aquellos enamorados del dinero fácil, de qué le sirve al hombre ganar el mundo entero si pierde su alma”, sentenció parafraseando el Evangelio.

A los gobiernos, les hizo un llamado para que se declare la violencia un problema de salud pública y que se atienda de manera multidisciplinaria.

El obispo hizo una denuncia más, dijo que tiene conocimiento de que al menos 18 presidentes municipales de Morelos, pagan derecho de piso a los cárteles de la droga. Este pago por extorsión, tiene un monto aproximado de 100 mil pesos mensuales en promedio, aunque no mencionó cuáles alcaldes están involucrados.

Es la quinta ocasión en que la Diócesis de Cuernavaca convoca a una caminata de estas características. La segunda vez que ocurrió, en 2016, el gobierno de Graco Ramírez buscó a toda costa detenerla, incluso iniciando una denuncia contra Ramón Castro en Gobernación. Cuauhtémoc Blanco Bravo marchó como alcalde de Cuernavaca en 2016 y 2017, y luego como candidato a la gubernatura en 2018.

Aunque este año anunció que participaría, luego emitió un comunicado en el que declinó su presencia, pues aseguró que “grupos antagónicos” a su gobierno, habían lanzado amenazas, por lo que no quería enrarecer el ambiente de su realización.

Comentarios

Load More