Morena separa de su bancada a diputado tras expresiones misóginas

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Héctor Alonso Granados, diputado local por Morena en Puebla, fue separado de la bancada de ese partido, luego de incurrir en declaraciones misóginas.

Este sábado, la Comisión Nacional de Honor y Justicia, de Morena, que preside Héctor Díaz Polanco, dictaminó la separación de Granados quien en las últimas dos semanas ha protagonizado dos episodios de discusión, en el caso más reciente, al rechazar la propuesta de reducir penas a las mujeres que aborten, planteando que “primero piensen antes de abrir las piernas”.

La declaración se viralizó en redes sociales y fue retomada por medios de comunicación nacionales e internacionales. Sin embargo, Granados mantuvo su postura afirmando que esa forma de pensar refleja la generalidad de la sociedad poblana. Hoy, sin mayor procedimiento, la mencionada instancia morenista dictaminó:

“Héctor Alonso Granados, diputado por el distrito XIX de Puebla, no puede ni debe pertenecer a la bancada de este partido en el Congreso del Estado de Puebla, en virtud de que, derivado de sus recientes declaraciones públicas difundidas a través de diferentes medios de comunicación y en el propio recinto legislativo, es evidente que no comparte, respeta ni representa lo establecido en los documentos básicos de este partido”.

El dictamen instruye a Juan Manuel Biestro Medinilla, líder de la banca de Morena en Puebla, que separe a Granados de la bancada a más tardar el próximo miércoles 5 de junio, e informe en un plazo de 24 horas posteriores el cumplimiento de la disposición al comité nacional.

Héctor Alonso Granados, fue militante del PRI, pasó por el Panal, del cual fue dirigente en la entidad, y se le consideró un colaborador cercano al gobierno de Rafael Moreno Valle y de Antonio Gali. El año pasado, se afilió a Morena y contendió por el distrito XIX, obteniendo la victoria en las elecciones del 2 de julio.

Hace apenas dos semanas, el legislador se vio envuelto en otro escándalo de misoginia, al burlarse de legisladoras de su propio partido, Morena, que promovían la prohibición de publicidad sexista. Granados las llamó “intolerantes y mojigatas”.

Comentarios