Hay intereses genuinos sobre impacto que tendrá Santa Lucía: #NoMásDerroches a AMLO

Inicio de Estudios y Trabajos Preliminares para la Construcción del Aeropuerto Internacional General Felipe Ángeles, en Santa Lucía. Foto: Benjamín Flores Inicio de Estudios y Trabajos Preliminares para la Construcción del Aeropuerto Internacional General Felipe Ángeles, en Santa Lucía. Foto: Benjamín Flores

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), una de las organizaciones adherentes a la iniciativa #NoMásDerroches, celebró la determinación de un tribunal de suspender las obras en Santa Lucía y adelantó que existen 150 amparos en contra de la que se ha considerado una de las obras más importantes del sexenio.

El pasado 30 de mayo, el magistrado Jacob Troncoso Ávila del Primer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Estado de México, según el expediente 179/2019, aceptó el recurso de queja presentado por el empresario Juan Ramón Morera Mitre, director de la empresa de textiles Novalan S.A. de C.V.

“Debe concederse la suspensión del acto reclamado al encontrarse vinculado con derechos ambientales, acorde a los principios ‘in dubio pro natura’ (establecido en la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo -adoptada en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, reunida en Rio de Janeiro del tres al catorce de junio de mil novecientos noventa y dos-), de precaución, no regresión, flexibilidad y razonabilidad”, expresó en su resolución el magistrado Troncoso Ávila.

Según el periódico El Universal, a principios de mayo Morera Mitre promovió el recurso de queja ante la negativa del juez Cuarto de Distrito en el Estado de México, quien se negó a proveer la suspensión a la obra.

“La autorización de cualquier acto relacionado con el desarrollo del ‘Proyecto tendiente a la planeación, construcción, desarrollo, acondicionamiento y/o remodelación de la Base Aérea Militar Número 1 de Santa Lucía, Estado de México, con el fin de que sea un aeropuerto internacional de carácter civil’, sin contar con una autorización en materia de impacto ambiental por parte de las autoridades competentes”, manifestó la demanda y por la cual obtuvo la suspensión el pasado jueves.

La demanda de amparo promovida por Morera Mitre, forma parte de la iniciativa #NoMásDerroches, la cual también presentó quejas contra la pérdida de dinero que significa la construcción del aeropuerto Felipe Ángeles, así la supuesta desaparición de 46 mil empleos directos y la pérdida de certeza jurídica y confianza de empresas nacionales e internacionales para seguir invirtiendo en nuestro país.

En ella, expresaron que existen diversas causas para impugnar la obra, entre ellas, la opacidad de parte del gobierno federal y de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la cual tiene a cargo el desarrollo del proyecto.

“Su sustitución por el proyecto de construcción del Aeropuerto Civil Internacional en la Base Aérea Militar de Santa Lucía no resuelve el problema de saturación que existe actualmente en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, representa un riesgo importante para la seguridad aérea y, además, carece de los estudios técnicos, financieros, jurídicos y económicos necesarios”, señalaron en un comunicado difundido la mañana de este martes.

Entre los promoventes se encuentra Causa en Común, Comisión Mexicana de Derechos Humanos, A.C. (COMEXDH), Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), Consejo General de la Abogacía Mexicana, así como diversos despachos de abogados.

El primero de 150 amparos

En entrevista con Apro, el abogado Luis Asali Harfuch, parte del equipo legal que ganó esta suspensión, señaló que se han tramitado al menos 150 amparos más contra la obra y calificó como “lamentables” las declaraciones del presidente en contra de la iniciativa #NoMásDerroches.

Al respecto, señaló que existe la preocupación de “muchos ciudadanos” que “gozan de un interés legítimo para impugnar la cancelación del NAIM, que además son contribuyentes y ciudadanos mexicanos, preocupados por el destino de los recursos que ahí serán ejercidos y con el riesgo de que sean desperdiciados”.

–¿Qué opinión le merecen las declaraciones que esta mañana dio el presidente López Obrador sobre el amparo que ganaron?

–Bueno, sin duda es lamentable que nuestro señor presidente interprete así un esfuerzo total y absolutamente honesto, desinteresado desde los puntos de vista que él manifiesta, y que en realidad lo único que une a estos ciudadanos y a estas organizaciones es el amor por México y el amor por el respeto al Estado de Derecho.

“Esta decisión es cuestionable desde muchísimos puntos de vista y no tienes que estar interesado desde el punto de vista económico, para ponerle un alto al derroche que esta decisión está implicando”, añadió.

A decir de Asali Harfuch, además del impacto ambiental que significarán la construcción del Aeropuerto Felipe Ángeles, existe la preocupación sobre el “desperdicio financiero” que significó la cancelación del NAIM. Cuyo daño asciende a más de 140 mil millones de pesos que “se están yendo absolutamente a la basura”.

“A esto súmale la viabilidad técnica que tiene que tener un aeropuerto y que en el caso de Texcoco ya estaba aprobada luego de años de estudios realizado por organizaciones como Mitre y organismos internacionales que tienen que ver con la aviación civil, como en el caso de México, y que han expresado la inviabilidad técnica del proyecto”, señaló.

Por último, Asali Harfuch aseguró que diversos pueblos aledaños a Santa Lucía, como Zumpango o pueblos originarios, también han expresado preocupación por el impacto social y de recursos que supondría la continuación de su transformación en un aeropuerto internacional.

–Conocemos que en algunos poblados que se consideran ‘pueblos originarios’ se han manifestado en contra del proyecto, ¿ellos también se sumaron a la causa?

–Sí, lejos de ser empresarios “corruptos” o “fifís”, se trata de ciudadanos comunes y corrientes que son contribuyentes, usuarios del aeropuerto o residentes de la zona, incluso pilotos. En el caso de los residentes y los pilotos tienen un interés en común: que es precisamente su seguridad.

“El día de hoy el hecho de que opere un aeropuerto en Santa Lucía vulnera no sólo el medio ambiente y la seguridad financiera, sino también la seguridad de la gente que vive en la zona y que vuela ordinariamente. En este sentido los pobladores por eso se van a un amparo”, finalizó.

El presidente Andrés Manuel López Obrador arremetió contra el colectivo #NoMásDerroches, el cual, el pasado jueves, ganó una suspensión en contra de la construcción del Aeropuerto Internacional Civil-Militar Felipe Ángeles, hasta que el gobierno compruebe que tiene los dictámenes y permisos ambientales.

El presidente aseveró que detrás de la demanda de amparo, revisada por un tribunal federal con sede en el Estado de México, existen intereses económicos y “corrupción” que se resisten a aceptar los resultados de la encuesta ciudadana realizada en octubre del año pasado para cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Comentarios

Load More