La Luz del Mundo teme que la detención del “apóstol” sea por otra campaña de intolerancia

Imagen de 2018 de Eliezer Gutiérrez (de lentes), ministro de Comunicación Social y Relaciones Públicas a nivel nacional de la Luz del Mundo Imagen de 2018 de Eliezer Gutiérrez (de lentes), ministro de Comunicación Social y Relaciones Públicas a nivel nacional de la Luz del Mundo

GUADALAJARA, Jal. (apro).– Desde la ciudad de Los Ángeles, California, Eliezer Gutiérrez Avelar, ministro de Comunicación Social y Relaciones Públicas a nivel nacional de la Luz del Mundo, habla de la detención del apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García, por presuntos delitos cometidos entre 2015 y 2018, y confía en que este caso no tenga nada que ver con la campaña de difamaciones que se desató contra la congregación en 1997.

En entrevista telefónica, recuerda que en aquel entonces se “hicieron unos señalamientos en contra de la Iglesia, también infundados, y, digo también infundados, porque entonces la Secretaría de Gobernación, que era la instancia administrativa para resolver el asunto, resolvió la absoluta inocencia (por los delitos de abuso sexual contra integrantes de la congregación) del apóstol del señor, nuestro hermano”, Samuel Joaquín Flores, que “quedaron sólo en difamaciones”.

Esa campaña de difamaciones, prosigue, “se generó en gente que ya de por sí era intolerante, algo así como una especie de discriminación que ya hacían hacia la Iglesia y hacia la diversidad religiosa en general, se manifestara en conductas violentas. Hoy nos preocupa que esto vuelva a suceder”.

Gutiérrez Avelar sostiene que Naasón Joaquín García “siempre se ha conducido con respeto a la ley”, así como a la “dignidad de las personas”, por lo que “rechazamos categóricamente como falsas esas imputaciones que sean vertido en su contra”.

Ayer, el fiscal general de California, Xavier Becerra, informó que Naasón Joaquín fue arrestado junto con Alondra Ocampo y Susana Medina por la presunta comisión de 26 delitos, entre ellos tráfico de personas, producción de pornografía infantil y violación de un menor.

Joaquín García y coacusadas presuntamente coaccionaron a las víctimas para que realizaran actos sexuales al decirles que, si iban en contra de cualquiera de sus deseos o los del “apóstol”, estaban yendo en contra de Dios.

Con la premisa de que “un apóstol de Dios no puede ser juzgado por sus acciones”, el líder espiritual de La Luz del Mundo justificaba sus actos de violencia contra los menores de edad, según el expediente.

En la causa penal también aparece implicada una tercera mujer perteneciente a la congregación de la Luz del Mundo, Azalea Rangel Meléndez, a quien ya se le busca.

En caso de que el apóstol decida enfrentar el proceso en libertad deberá cubrir una fianza de 25 millones de dólares, según determinó el Tribunal Superior del Condado de Los Ángeles.

Eliezer Gutiérrez confía en la honorabilidad de las instituciones que imparten justicia en Estados Unidos y en la verticalidad de Naasón. “En la medida que el asunto se vaya desahogando, estas imputaciones se irán desvaneciendo cada una de ellas (…) la verdad prevalecerá”, subraya.

Además, el ministro de Comunicación de la Luz del Mundo, una congregación religiosa que aglutina a más de un millón de seguidores en el mundo, anticipa que una vez que su líder sea declarado inocente de los cargos que se le imputan, se procederá penalmente contra el fiscal por daño moral. Ese asunto, dice, ya lo están viendo los abogados.

Eliezer Gutiérrez refiere que “conocemos quien es el hermano Naasón Joaquín, no de ahora, lo conocemos de hace tiempo, cuando inició su trabajo en los grupos de jóvenes de la Hermosa Provincia, cuando salió de misionero a España, cuando empezó su trabajo ministerial en Estados Unidos al frente de la jurisdicción norte, y por supuesto que conocemos su trabajo que ha tenido al frente de la dirección de la Iglesia”, por lo que no tiene la menor duda de que son infundadas las acusaciones en su contra.

Comentarios

Load More