CNDH urge a replantear política ambiental y energética

El titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez. Foto: Octavio Gómez El titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) urgió “replantear el rumbo de la política ambiental y energética del país, con base en acciones de mitigación y adaptación al cambio climático”, así como a ratificar el Acuerdo de Escazú, sobre temas ambientales, adoptado el 4 de marzo del año pasado.

Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, el organismo llamó a considerar que “la satisfacción de las necesidades de la generación presente no puede comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer las suyas”.

De manera particular, alertó sobre la persistencia en la generación de emisiones contaminantes por la industria, el transporte y la agricultura, que representan el 65.3% de la contaminación atmosférica, de acuerdo a datos del Inegi, situación que representa una violación al derecho humano a un medio ambiente sano.

En un pronunciamiento por la fecha conmemorativa, el organismo llamó a la armonización de la Norma Oficial Mexicana (NOM) sobre calidad del aire con los parámetros de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ya que la NOM de PM 2.5 establece un máximo promedio anual de 12 ppm (partes por millón), mientras que el organismo internacional lo fija en 10ppm.

“Para la CNDH la omisión en la revisión periódica y actualización de las NOM que regulan las emisiones genera la violación implícita al derecho a un medio ambiente sano, siendo las niñas, los niños, las mujeres, las personas mayores y aquellas en situación de pobreza, quienes reciben las mayores afectaciones”, puntualizó el organismo.

La CNDH advirtió que es necesaria una “mayor coordinación” entre las autoridades en materias ambiental y energética, así como realizar un “análisis profundo respecto de las fuentes de contaminación”, por lo que recomendó invertir en transporte público “no contaminante, inclusivo y asequible, y la innovación respecto de energías renovables como alternativas a los combustibles fósiles son indispensables”.

Al recordar que la calidad del aire tiene impacto en al menos cinco mentas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, el organismo reconoció que si bien ha aumentado la cobertura de Programas de Gestión para Mejorar la Calidad del Aire (ProAire), todavía existen pendientes en su aplicación, entre la normatividad para emitir declaratorias de contingencia ambiental y las medidas a implementar.

Retomando datos del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), el organismo destacó que sólo 40% de la población en México, tiene conocimiento sobre la calidad del aire, y la mayoría de las ciudades carecen de infraestructura para realizar las mediciones necesarias.

Tras considerar fundamental que las personas tengan “información veraz y actualizada” sobre la calidad del aire para exigir sus derechos, la CNDH exhortó al Estado mexicano a ratificar el Acuerdo Regional sobre Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe (Acuerdo de Escazú), adoptado el 4 de marzo de 2018.

La CNDH resaltó que “el 15 de diciembre de 1972, la Asamblea General aprobó la resolución A/RES/2994 (XXVII) que designó el 5 de junio como Día Mundial del Medio Ambiente, con el objetivo de emprender actividades mundiales que reafirmen la preocupación por la protección y el mejoramiento del medio ambiente, con miras a hacer más profunda la conciencia de los problemas en la materia.

Este año la conmemoración tiene como tema central Unidos por un planeta sin contaminación del aire”.

Comentarios

Load More