Fitch Ratings degrada la calificación crediticia de México

Las oficinas de la agencia Fitch Ratings. Foto: AP Las oficinas de la agencia Fitch Ratings. Foto: AP

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– La agencia calificadora Fitch Ratings decidió degradar las notas crediticias del país de BBB+ a BBB con perspectiva estable.

De acuerdo con la firma con sede en Nueva York, la baja en la calificación se da por una combinación de mayor riesgo para las finanzas públicas de México debido al deterioro del perfil crediticio de Pemex, junto una perspectiva débil para la economía que se ve empeorada por las amenazas externas de las tensiones comerciales y cierta incertidumbre de la política interna.

En la escala de calificaciones, BBB, según la definición de Fitch, indica que existe un riesgo moderado de incumplimiento. Sin embargo, los cambios en circunstancias o condiciones económicas tienen más probabilidades de afectar la capacidad de pago oportuno que en el caso de los compromisos financieros que poseen una calificación más alta.

En su comunicado, la calificadora aseguró que el crecimiento económico continúa por debajo de lo esperado, además de que los riesgos a la baja son magnificados por las amenazas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de imponer aranceles en México a partir del 10 de junio.

Eso no es todo. Fitch agregó que, si bien espera que el crecimiento acelere en el segundo trimestre del año, sólo alcanzaría un 1% el presente año.

“La menor inflación y los salarios más altos (derivados del aumento del salario mínimo) deberían respaldar el consumo, pero el sector energético, caracterizado por una tendencia a la caída de la producción en Pemex, y niveles de inversión más débiles, que reflejan una menor confianza empresarial, continuarán afectando el crecimiento”.

La otra preocupación que tiene la agencia calificadora es la situación de Petróleos Mexicanos (Pemex).

“Los diferenciales de la deuda de Pemex sobre la deuda soberana aumentaron sustancialmente en el primer trimestre del 2019, lo que llevó al gobierno a aumentar el apoyo. El costo fiscal de ese apoyo hasta la fecha representa el 0.2% del PIB en inyecciones de capital y menores impuestos efectivos, pero a juicio de Fitch no son suficientes para brindar una solución a largo plazo o evitar un deterioro continuo en el perfil crediticio de Pemex”, señaló Fitch Ratings.

Según la firma, Pemex no cuenta con los suficientes recursos para invertir en producción de petróleo y espera que ésta se contraiga un 5% en 2019 y 2020.

Por si fuera poco, advirtió que el apoyo del gobierno de Andrés Manuel López Obrador a Pemex se extenderá en el mediano plazo con menor carga fiscal e inyecciones de capital lo que, a su vez, impactará de forma negativa las finanzas públicas de México.

Comentarios

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Load More