Jaime Rochín renuncia a la presidencia de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas

Jaime Rochín del Rincón. Foto: www.gob.mx/ceav/ Jaime Rochín del Rincón. Foto: www.gob.mx/ceav/

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Jaime Rochín del Rincón presentó su renuncia al presidente Andrés Manuel López Obrador al frente de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), cargo que sustentaba desde 2013 por nombramiento del Senado de la República.

En una carta entregada este día a la oficialía de la Presidencia, Rochín del Rincón se dolió de que siendo el órgano operativo del Sistema Nacional de Atención a Víctimas, como señala la Ley General de Víctimas, con el paso del tiempo el órgano “comenzó a transitar en solitario mientras las víctimas lo observaban con desesperanza”.

Según la misiva, “a pesar del trabajo realizado, las preguntas que dieron origen a la Ley General de Víctimas permanecen sin respuesta”, ya que para su atención se requiere “un auténtico compromiso de todas las instituciones del gobierno de México y de los gobiernos estatales hacia las víctimas; no sólo en discurso, sino en acciones”.

De acuerdo con Rochín, para cumplir los objetivos de la CEAV “se requiere reforzar los mecanismos institucionales que las atienden; no diezmarlos, obligando a racionar el modesto apoyo que hoy reciben”.

Sin hacer mención directa a la política de austeridad, el comisionado de la CEAV sostuvo que “se necesita fortalecer al equipo de personas asesoras jurídicas preparadas y bien pagadas, en lugar de debilitarlo con medidas administrativas que devienen en la reducción de la calidad de atención de los casos y, por ende, en el agravamiento del complicado camino de las víctimas hacia la justicia”.

En la misiva, de la que entregó copia a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, al subsecretario Alejandro Encinas y al presidente de la mesa directiva del Senado, Martí Batres, Rochín del Rincón considera que “es indispensable un compromiso eficaz, ese que va acompañado de las cifras que revelan, más allá de las palabras, las prioridades de un Estado”.

En el escrito, el comisionado ejecutivo de la CEAV, quien la semana próxima dará un informe final, da cuenta de algunos de las acciones llevadas a cabo por el organismo, como la representación jurídica de “miles de víctimas”, la reparación colectiva a las víctimas del Movimiento del 68 y a las víctimas de la Guerra Sucia; los informes sobre los casos de víctimas de Allende, Coahuila y de San Fernando, Tamaulipas; el análisis de las fosas clandestinas de Tetelcingo, y de la situación forense del país; así como los procesos de reparación y disculpa pública en los casos de Lydia Cacho, Jorge Antonio Mercado y Javier Francisco Arredondo, y de Tierra Blanca.

Al señalar que ha cumplido su ciclo al frente de la CEAV, encargo asumido antes de que la 4T llegara al poder, Rochín del Rincón apunta en el texto entregado este viernes:

“Considero que es el momento de que la política nacional de atención a víctimas sea asumida desde una nueva visión, contundentemente respaldada desde el liderazgo que usted, señor presidente, encabeza en esta etapa de la vida pública en México”, puntualiza.

Al informar que su renuncia tendrá efecto a partir del 15 de junio, en su carta Rochín sostiene que deja la CEAV como una institución “que logró pavimentar el azaroso camino ante ella, haciéndolo más transitable para las víctimas; convencido de que se trabajó con oportunidad, contundencia y, sobre todo, con un profundo compromiso hacia las víctimas, su dignidad y derechos”.

Rochín reconoce en su escrito la labor “a veces heroica, titánica siempre”, de los servidores públicos de la CEAV y agradece el respaldo de la Asamblea Consultiva de la Comisión.

De las  víctimas “de la violencia que carcome a este país”, Rochín admite que de algunas ha recibido “muestras de cariño y también de rechazo, he sido objeto de críticas y exigencias, mismos que acepto en toda su legitimidad”.

Al señalar que las víctimas “no son una abstracción”, que cada una de ellas “lleva en su pérdida un dolor más atroz, cruel y profundo que el que la humanidad como conjunto podría soportar”, el comisionado sostiene en su misiva a López Obrador que “en este país, las víctimas son la reserva moral”.

Comentarios

Load More