Sin fallas, aeronave donde viajaban Martha Erika Alonso y Moreno Valle: SCT

Restos del helicóptero que se desplomó en Puebla. Foto: Eduardo Miranda Restos del helicóptero que se desplomó en Puebla. Foto: Eduardo Miranda

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los dos motores y los controles de la aeronave en la que viajaban la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso; su esposo, el senador panista Rafael Moreno Valle, y tres personas más, funcionaban perfectamente al momento del accidente aéreo en el que perdieron la vida, informó la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

En un comunicado, la dependencia precisó que tras las investigaciones por el accidente del helicóptero marca Augusta A109S, el 24 de diciembre pasado, se pudo determinar que los dos motores Pratt & Whitney PW207C estaban en buen funcionamiento al momento del impacto ocurrido en el poblado de Santa María Coronango, Puebla.

Sin embargo, apuntó, “los componentes de memoria interna que podrían confirmar lo anterior resultaron dañados por el impacto y el fuego, por lo que no se pudo obtener datos de éstos”.

En tanto, la inspección de los componentes de los controles de la aeronave, “como son rotor principal y de cola, transmisión y caja de 90°”, no presentan evidencias de falla previa al impacto.

Además, la investigación a cargo de la Dirección General de Aeronáutica Civil arrojó que dos de las cuatro luces del “master warning” y “master caution” estuvieron encendidas antes del impacto, pero no se ha determinado en qué momento del vuelo se iluminaron.

“Se efectuó una inspección por medio de tomografía computarizada a los cinco actuadores lineales en Chicago, Illinois, Estados Unidos. De esta inspección no se detectaron daños internos”, reveló la SCT.

Prosiguió: “Se realizó el escaneo por medio de tomografía computarizada de los tres actuadores hidráulicos en Cascina Costa, Italia. De esta inspección no se detectaron daños internos importantes ni residuos metálicos. Las fracturas y deformaciones identificadas se consideran compatibles con los daños ocasionados por el impacto”.

La Dirección General de Aeronáutica Civil alista un informe final de la investigación, que ha contado con la participación de expertos de la Trasportation Safety Board (TSB), de Canadá; la Agenzia Nazionale per la Sicurezza del Volo (ANSV), de Italia; la National Transportation Safety Board (NTSB), de Estados Unidos, y la European Union Aviation Safety Agency (EASA), de Europa.

Comentarios

Load More