Activista descubre cómo encontrar y eliminar tuits antiguos… y embarazosos

El “logotipo” propuesto por Micah Lee para su programa Semiphemeral. El “logotipo” propuesto por Micah Lee para su programa Semiphemeral.

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Internet no olvida, y eso lo saben políticos, periodistas y celebridades que saben que deben tener cuidado con lo que publican en Twitter porque… “siempre existe un tuit”.

Ésta última frase recuerda el hecho de que, oculto entre miles de publicaciones, hay alguna capaz de exhibir desde situaciones incómodas hasta frases que contradigan el pensamiento actual de un personaje famoso, o chistes políticamente incorrectos.

Sobran ejemplos, pero uno de los más recordados es el del cineasta James Gunn, despedido como director de la saga Guardianes de la Galaxia cuando fueron desenterrados antiguos tuits suyos con bromas sobre pedofilia que en su momento pasaron inadvertidas.

Alguien parece haber hallado la solución: Micah Lee,  ingeniero de seguridad informática, un desarrollador de software de código abierto y articulista de seguridad tecnológica en el sitio The Intercept, fundado por el periodista Glenn Greenwald, el mismo que dio a conocer al mundo al activista Edward Snowden.

Justo en su blog de The Intercept, Lee anunció que inventó un programa que permite borrar tuits viejos, pero no todos: sólo los “incómodos”.

Fundador e integrante de la junta de la Fundación para la Libertad de Prensa, Lee piensa que no todos los tuits tienen por qué ser eternos, sino que hay algunos que deberían ser “semiefímeros”. Y a la aplicación que creó la bautizó justo así:  Semiphemeral.

“No veo muchos beneficios de tener una línea de tiempo de una década a la que cualquier persona que desee acosarme pueda acceder y usar fácilmente en mi contra. ¿Por qué mis publicaciones en las redes sociales deben estar en Internet para siempre?”, se pregunta.

“Me di cuenta de que no quería tweets efímeros, quería tweets semiefímeros. Quiero eliminar automáticamente mis tweets antiguos, excepto aquellos que cumplan con criterios específicos: si un tweet tiene más de un umbral específico de retweets o me gusta, lo guarda”.

Aunque lo puso a disposición de quien lo quiera usar, el código requiere ciertas habilidades técnicas para su uso, dijo el propio Lee.

“Es una herramienta de línea de comandos, no un servicio. Y para usarlo, debe generar las credenciales de la API de Twitter con su cuenta de Twitter (aproximadamente siguiendo estas instrucciones); esto significa que estará interactuando directamente con la API de Twitter, en lugar de dar permiso a terceros para acceder a su cuenta de Twitter”, detalló.

Además se requerirá algo de paciencia para la descarga de todo el historial. Pero puede tratarse de una espera que valga la pena si es que acaso existe la sospecha de haya cadáveres en el armario.

Comentarios

Load More