Pedí a Trump revisar flujo migratorio en 90 días; estoy muy contento con el acuerdo: AMLO

El mandatario se dijo satisfecho con el acuerdo alcanzado con el gobierno de Donald Trump. Foto: Octavio Gómez El mandatario se dijo satisfecho con el acuerdo alcanzado con el gobierno de Donald Trump. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Un tono de celebración, detallismo en el proceso de negociaciones sostenidas la semana pasada en Washington y el acuerdo de revisión en 45 días sobre reducción del flujo migratorio, fueron aspectos que el presidente Andrés Manuel López Obrador y su canciller, Marcelo Ebrard Casaubón, abordaron hoy tras las negociaciones con el gobierno de Estados Unidos culminadas el pasado viernes.

Y aunque el plazo fijado para reducir el flujo migratorio fue expuesto por el canciller para cumplirse en 45 días, el presidente López Obrador informó que sostuvo una conversación telefónica con su homólogo estadunidense, en el que le habría solicitado que sean 90 días de espera para poder implementar cualquier decisión que se tome y, que en los hechos, consiguió a México tres meses de plazo para la implementación de tarifas a productos mexicanos o bien un avance en las políticas que contribuyan a reducir la migración centroamericana.

“Estoy muy contento, satisfecho, con el acuerdo que se alcanzó con el gobierno de Estados Unidos. Muy contento, feliz, porque evitamos una crisis económica, financiera… no era una cosa menor. Los técnicos, los economistas, hasta los que no nos ven con buenos ojos, sabían del impacto que iban a tener los aranceles, la aplicación de estas medidas unilaterales e injustas en todos los factores de la economía, todas las variables macroeconómicas y desde luego en cuanto a la afectación de inversiones en empleos, todo esto se evitó, por eso estoy contento”.

Las negociaciones celebradas en Washington la semana pasada permitieron por lo pronto frenar la implementación de tarifas a productos mexicanos que el mandatario estadunidense anunció para hoy.

Desde el cierre de la semana, al anunciarse el acuerdo, hubo una apreciación de la moneda mexicana que, según el mandatario, ganó 40 centavos.

Las acciones tomadas como parte del acuerdo que incluyen el despliegue de seis mil efectivos de la Guardia Nacional en 11 municipios de la frontera sur, están destinadas a desmantelar las redes criminales de trata y tráfico de migrantes, según el canciller.

Además, Ebrard confirmó que México recibirá a quienes solicitan asilo en Estados Unidos, ofreciendo oportunidades de empleo, educación y salud a quienes lo soliciten, para lo cual, realizarán un registro pues, añadió, “no podemos tener transitando por el país a 600 mil personas” sin saber cómo se llaman.

Las condiciones de los acuerdos, sin embargo, fueron planteadas para una revisión dentro de 45 días y si las propuestas de México no funcionan, se tendrán que revisar otras acciones, expuso Ebrard.

Además, insistió en que durante las pláticas el gobierno de Estados Unidos fue persistente en solicitar que México se convirtiera en tercer país seguro, pero el equipo negociador no aceptó esa condición.

Llamada de AMLO con Trump

Por su parte, el presidente López Obrador destacó un fragmento del discurso pronunciado el sábado en el acto de Tijuana, donde establecía la imposición de tarifas idénticas a productos estadunidenses que se importaran en México y reiteraba su oferta de amistad al presidente Trump.

Luego se refirió a la llamada con el mandatario estadunidense:

“Hablé por teléfono con el presidente Trump, y aun cuando la evaluación comienza en 45 días, yo propuse, y así está en el acuerdo, que cualquier decisión que se tome, se haga en un plazo de 90 días.

“Esto es importante, y es demostrar que se puede atemperar el flujo migratorio sin el uso de la fuerza, respetando los derechos humanos, con programas de apoyo a la producción, y al empleo, para que la gente no se vea obligada a migrar. Que la migración sea opcional no forzada. Esa es nuestra apuesta. Y vamos a demostrar que sí se puede”.

El planteamiento de la administración de López Obrador es “atender las causas profundas de la migración”, es decir, generar condiciones de crecimiento y desarrollo económico en centroamericana a fin de que la gente no se vea forzada a migrar, un tema sobre el que mandatario y canciller redundaron hoy con el anuncio de una primera reunión de gabinete la mañana de este lunes, a fin de revisar acciones por implementar.

Comentarios

Load More