Pepe Arévalo celebra 61 años de trayectoria; va al Multiforo de Tlalpan y al Lunario

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- “La rumba es y seguirá siendo cultura” dice enfático el legendario pianista y director de orquesta Pepe Arévalo, y prueba de ello es la celebración de sus 61 años de trayectoria artística que realizará como Pepe Arévalo y sus Mulatos, primero la noche de este sábado 15 en el MultiForo de Tlalpan y luego el sábado 21 en el Lunario del Auditorio Nacional.

Dice el músico de 81 años a la Agencia Proceso:

“Todo cambia, cambian muchas cosas, pero lo que no debe cambiar jamás es el respeto a la música que muchos ya no tienen. A mí me ha dado todo, una forma de vida, jamás lo vi como negocio pero me dio una carrera, gracias a ella he viajado y he conocido otras culturas, otros lenguajes –he actuado en siete ocasiones para la familia Real de Marruecos–, la música es universal y la rumba, el son, siguen siendo cultura”.

“La rumba es cultura” es un movimiento musical que promovió Arévalo en los años setenta, el cual dio un concepto especial a la rumba como género culto y en contrapropuesta al rock, al mismo tiempo que surgieron músico como el salsero Héctor Lavoe (en Nueva York), Pérez Prado, y el apoyo de personalidades como el artista plástico José Luis Cuevas, el cronista Carlos Monsiváis y los escritores Ángeles Mastreta y Gonzalo Celorio, entre muchos otros.

Discípulo de Rubén González (pianista de Buenavista Social Club), leyenda del son cubano, y pianista de importantes artistas como Toña la Negra, Daniel Santos, Silvestre Méndez, Pepe Jara y Fernando Fernández, en solitario ha grabado más de 26 discos con éxitos que lo han colocado en un lugar de privilegio en el mundo de la música, como “Oye Salomé” (Falsaria), que fue el punto de partida del citado movimiento de la salsa en México y fue el primero en grabar  “Urge” con arreglos para salsa.

Arévalo también expone sus ideas sobre algunos géneros musicales, que sin dar nombre considera chatarra:

“Estamos en una crisis de música, ya no hay serenatas, se ha perdido el valor de la magia en la música, ahora cualquiera toca música desde un aparato (sintetizador) y ya, me pregunto si eso es música, ¿y la cadencia y la poesía?”.

Pepe Arévalo, su hijo Josué y su nieto Caleb. Foto: J. Raúl Pérez

Pepe Arévalo, su hijo Josué y su nieto Caleb. Foto: J. Raúl Pérez

Al respecto Josué Arévalo, productor e hijo del músico, comenta al respecto:

“A mi papá le preocupa mucho esa parte, pero también no estamos ajenos a las colaboraciones, ahora mismo en el Lunario vamos a tener sorpresas con colaboraciones con artistas como el flautista Horacio Franco, el roquero Javier Bátiz, Susana Zabaleta, Laura Zapata, Ana Cirré, Rodrigo de la Cadena, Rosy Arango, Javier Bátiz y la Agrupación Cariño.

“Todos estos músicos demuestran que en este país hay buena música y para todas las edades, y no se trata de ir en contra de algo, sino de unirnos y revalorizar, los jóvenes también lo deben hacer”.

Y muestra de ellos es una posible colaboración con la agrupación Calle 13 (integrada por René Perez “Residente” y Eduardo Cabra Martínez), quienes conocen la música de Arévalo y mostraron mucho interés en hacer algo especial.

–¿Qué espera de lo que resta del año?

–Espero salud, también estoy consciente de que un día me tendré que ir, retirar con dignidad, pero mientras sigo haciendo lo que me gusta que es ser músico y creo que lo hago bien. No lo digo yo, son los 61 años de carrera artística.

“Me halaga que me celebren, aunque nunca lo he buscado, pero me halaga más seguir tocando”.

Pepe Arévalo y sus Mulatos se presenta este 15 de junio a las 20 horas en el Multiforo Tlalpan, y el viernes 21 de junio a las 21 horas en el Lunario del Auditorio Nacional. Los boletos están a la venta a través de Ticketmaster.

Acerca del autor

Licenciada en Ciencias de la Comunicación (2005) con Diplomado en Relaciones Públicas (2014), habla inglés y francés, amante del cine y los idiomas. Se inició como reportera de deportes en su natal Veracruz, y luego en publicaciones de la Editorial Vía Satélite de la Ciudad de México. Forma parte de la Sección de Cultura y Espectáculos de Proceso desde 2007.

Comentarios