EU ya le tomó la medida a López Obrador, acusa Marko Cortés

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- México debió negociar con Estados Unidos hasta después de noviembre de 2020 y si Donald Trump imponía aranceles a los productos mexicanos, como estaba previsto a partir de hoy, el presidente Andrés Manuel López Obrador debió hacer lo mismo, aconsejó el dirigente del Partido Acción Nacional (PAN), Marko Cortés.

“Sin duda hubiera sido mejor no hacerle el juego y la campaña a Donald Trump, esperar a que pasara noviembre del año entrante, que es cuando busca reelegirse, y no hacerle su campaña, no hacerle el juego porque estamos en una franca debilidad. Lamentablemente el gobierno de Estados Unidos ya le tomó la medida a López Obrador”, expresó Cortés al repudiar la negociación del gobierno.

–No podría esperar el gobierno hasta noviembre, la amenaza era que entraran hoy (los aranceles), ¿cuál hubiese sido una alternativa?

–La alternativa es que México hubiera explorado cómo poner también aranceles a productos estadunidenses para que la presión viniera desde adentro de Estados Unidos, que la presión viniera desde el Congreso de Estados Unidos a través de sus representantes.

“Aranceles a un país lo que significa es trasladarle el costo al consumidor del país que compra. Lo que tendríamos que haber hecho era simplemente poner también aranceles y también buscar un entendimiento justo y par, no sometimiento”.

En entrevista, el presidente del PAN afirmó que en la negociación del gobierno de López Obrador con el de Estados Unidos se “lastimó la soberanía y la dignidad” de México, y exigió que se informe qué otros asuntos se pactaron.

“La pregunta es: ¿quién está ganando en esta negociación bilateral si nos están obligando a comprarle ciertos productos del campo, si la Guardia Nacional la vamos a tener que llevar como muro fronterizo en la zona sur del país? ¿Quién está ganando en este proceso de negociación, si nos están obligando a ser los huéspedes de aquellos que piden asilo en los Estados Unidos o piden ser aceptados y nos usan como el tercer país seguro?, ¿qué ganamos en esta negociación?”

Cortés añadió que, como lo admitió el canciller Marcelo Ebrard, en 45 días se volverá a revisar el acuerdo para evaluar si se imponen aranceles o no.

“No hay cosa que afecte más la economía de un país que la incertidumbre y hoy los sectores productivos, maquiladores, transformadores, están con incertidumbre respecto de cuáles van a ser las tasas arancelarias para poder exportar los productos”, subrayó.

“Es una pésima negociación, porque México cedió en absolutamente todo, porque se lastimó la soberanía y dignidad del país, porque simple y llanamente aceptamos las condiciones que estaban pidiendo y porque no basta que nos digan ahora que en 45 días se volverá a revisar. Y hay algo muy grave: el presidente de México y el canciller están obligados a decirnos qué fue lo que acordaron”.

Añadió: “Es absolutamente inaceptable que nos estemos enterando por el presidente de otro país que el acuerdo incluye otras cláusulas y que poco a poco nos vamos a dar cuenta y que hasta algunas de ellas tendrán que pasar por el Poder Legislativo”.

En entrevista en la sede nacional del PAN, Cortés insistió en que el gobierno informe a cabalidad lo que se negoció con Estados Unidos:

“Francamente no veo qué fue lo que fueron a festejar a Tijuana, porque el que tuvo que estar como invitado para festejarlo fue Donald Trump, que fue el único que se ve con claridad que ganó en lo que se llama negociación bilateral, y no lo que fue, una imposición unilateral y un sometimiento por parte del gobierno mexicano”.

Acerca del autor

Reportero de Proceso desde 1994, Premio Nacional de Periodismo en periodismo de investigación y autor de tres libros.

Comentarios