Se consuman despidos en el Lombardo Toledano

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Luego de que la semana pasada, en su edición 2222, Proceso dio cuenta de la situación al borde del cierre del Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Lombardo Toledano debido al recorte presupuestal y de personal, la investigadora Aura Ponce de León informó que se consumó el despido de todos los trabajadores de las áreas de investigación y de publicaciones, además de operativos.

“La investigación desaparece y el centro queda como biblioteca”, lamentó.

Ahora los trabajadores están a la espera de que se les cubran los salarios que desde hace 157 días dejaron de pagarles, pues se les aseguró que se les tratará “conforme a derecho”, y confían en que así será, aunque prefieren seguir yendo al Centro hasta que se les cumpla “pues en este maremoto de despidos es fácil que 14 trabajadores sean rápidamente olvidados, considerando los miles de afectados por la misma tijera en el país”.

Ponce de León no oculta su decepción:

“Gran sorpresa me ha causado la 4T, y supongo que a muchos más, con esta enorme discrepancia entre un discurso que señala a una burocracia de altos ingresos como el blanco de sus recortes y una práctica que afecta a miles de trabajadores de ingresos medios y bajos, seleccionados no por su trabajo, puesto que muchos han dado un servicio útil, esmerado y responsable al país, sino porque se encuentran desprotegidos por la precariedad de sus contrataciones. Esa es la guía que dirige esa tijera”.

El Mora

De otra parte, este semanario buscó a Diana Guillén, directora del Instituto de Investigaciones Dr. José María Luis Mora, para que hablara del recorte del 40% y de su propuesta de austeridad que, según algunos medios, debió entregar al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

La directora del Consejo, Elena Alvarez-Buylla, informó cuando se le preguntó en entrevista sobre la situación en los Centros Públicos de Investigación (CPI) de los cuales forma parte el Mora, que Guillén es quien tiene la atribución y obligación de precisar lo que está ocurriendo ahí, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

Comentarios