La CNDH lamenta crimen de Norma Sarabia, la primera mujer periodista asesinada en Tabasco

Cuerpo de Norma Sarabia llega al DIF-Huimanguillo para sus funerales. Foto: Especial Cuerpo de Norma Sarabia llega al DIF-Huimanguillo para sus funerales. Foto: Especial

VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condenó el asesinato de la periodista Norma Sarabia Garduza y envió personal al municipio de Huimanguillo para allegarse información sobre el homicidio.

La Fiscalía General del estado (FGE) ordenó medidas de protección para la familia de la víctima e informó que se realizan trámites ante la Fiscalía General de la República (FGR) para el cumplimiento del protocolo aplicable para la protección a periodistas.

Norma Sarabia Garduza, de 28 años, fue ejecutada anoche a las puertas de su casa, ubicada en la calle Nicolás Bravo de la colonia Club Liberal, en la cabecera municipal de Huimanguillo.

De acuerdo con el periódico Tabasco Hoy, donde trabajaba como corresponsal en Huimanguillo, desde hace más de 15 años, el crimen ocurrió alrededor de las 21:30, cuando la reportera platicaba con familiares a la entrada de su domicilio.

Un vehículo tipo Sedán, en el que circulaban al menos tres personas que llevaban pasamontañas, se estacionó enfrente de la casa. De la unidad descendió un pistolero que disparó varias veces contra Norma Sarabia.

Otra versión apunta que la reportera –especializada en notas rojas y policiacas– fue asesinada por dos sicarios que iban a bordo de una motocicleta.

Según Héctor Tapia, director editorial de Tabasco Hoy, en varias ocasiones Norma Sarabia manifestó temores por la inseguridad que se vive en Huimanguillo, uno de los municipios más violentos de Tabasco por la disputa de bandas de huachicoleros y el trasiego de drogas.

“Más de una vez tuve comentarios sobre los temores que tenía por lo difícil que se encontraba la inseguridad en Huimanguillo y de algunas amenazas que había recibido, por lo que optamos por dejar de ponerle crédito a sus notas”, informó Tapia a la agencia EFE.

Apenas el sábado 8, en ese mismo municipio un grupo armado irrumpió en una fiesta y ejecutó a Olivia “N”, conocida como ‘La Colombiana’.

Según el Observatorio Nacional Ciudadano, Huimanguillo, gobernado por el alcalde morenista y notario público José del Carmen Torruco, registró un crecimiento en ocho delitos en el primer trimestre de 2019 (enero-marzo), respecto del mismo periodo de 2018, mayormente en homicidio doloso, culposo y feminicidios, así como en secuestro y abigeato.

Por homicidio doloso se abrieron 31 carpetas de investigación, 200% más que en el mismo periodo del año anterior, la tasa más alta del estado, y 168.35% superior a la del resto del país.

El cuerpo de la reportera llegó alrededor de las 14:30 al velatorio municipal del DIF-Huimanguillo y mañana será sepultada.

La víctima, madre de un niño, estudiaba en la Universidad Popular de la Chontalpa (UPCH), donde estaba por graduarse, según amigos y compañeros de trabajo.

El gobernador Adán Augusto López Hernández lamentó el asesinato e informo que se brinda protección a los familiares. Asimismo, aseguró que las autoridades hacen todo lo posible para dar con los responsables.

La FGE inició una carpeta de investigación por homicidio y realizó la necropsia de ley a la comunicadora, que arrojó como causa de su muerte las heridas provocadas por impacto de proyectil de arma de fuego.

Mediante un comunicado, mencionó que no se descarta ninguna línea de investigación para esclarecer los hechos.

La CNDH dio a conocer que personal se trasladó a Huimanguillo para brindar atención y asesoría a familiares de la reportera, y sostuvo que se reunirán con autoridades del estado para conocer el avance de las investigaciones y allegarse de la información correspondiente.

El organismo reportó que con el homicidio de Norma Sarabia suman 149 los periodistas asesinados desde 2000 –entre ellos 16 mujeres– y ocho en el transcurso de 2019, “cifras que demuestran la crítica situación que nuestro país enfrenta en materia de libertad de expresión y la urgente necesidad de brindar condiciones óptimas para que periodistas y medios de comunicación puedan realizar sus labores con seguridad”.

Norma Sarabia es la primera mujer periodista asesinada en Tabasco y el segundo crimen del gremio en los últimos cuatro meses. El pasado 9 de febrero fue ejecutado el locutor Jesús Eugenio Ramos Rodríguez en el municipio de Emiliano Zapata.

El asesinato de la comunicadora se suma al del ambientalista José Luis Álvarez Flores, el pasado lunes 10, en los límites de Chiapas con el municipio tabasqueño de Emiliano Zapata.

Comentarios

Load More