Protestan ante ONU en Ginebra por niños migrantes detenidos y enjaulados en EU

Adolescentes que se encerraron en una jaula con playeras que dicen #AulasNoJaulas. Foto: GLJhub Adolescentes que se encerraron en una jaula con playeras que dicen #AulasNoJaulas. Foto: GLJhub

GINEBRA (apro).- Sindicatos de maestros y educadores de Estados Unidos y de México y el colectivo #FamiliesBelongTogether se manifestaron frente a la ONU en la Plaza de las Naciones contra la política del gobierno de Washington de separar a las familias de migrantes y la detención de niños que llegan a la frontera común de ambos países, y presentaron una queja formal al Consejo de Derechos Humanos.

La protesta, que consistió en un mitin con varias jaulas en las que dentro se encontraban niños de la Escuela Internacional de Ginebra, es parte de una queja que la Federación Estadounidense de Maestros (AFT) puso ante el Consejo de Derechos Humanos contra la administración del presidente estadunidense Donald Trump por la política de cero tolerancia y de separación familiar, explicó a Proceso Sandra Cordero, directora del colectivo #FamiliesBelongTogether.

La queja se presentó en 2018 y en esta semana los miembros del Consejo inician la discusión sobre la misma.

El lema de la protesta “Menos jaulas y más aulas” busca concientizar a la comunidad internacional de esta política inhumana, de malos tratos crueles y degradantes que ha tenido el gobierno de Trump contra niños migrantes que llegan solos o que son separados de sus familiares, los que en lugar de ser encerrados en jaulas o centros de detención, deberían tener más acceso a la educación.

Así lo declaró a Proceso el secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación de México, Alfonso Cepeda, quien consideró que la detención de los menores debería ser considerada como “crímenes de lesa humanidad” por lo que piden al Consejo de Derechos Humanos que aborde especialmente el caso de unos 2 mil 500 niños que fueron separados de sus familias el año pasado y quien lamentó que además seis niños han muerto mientras se encontraban bajo tutela de las autoridades de EU.

La protesta coincide con la presencia de cientos de representantes sindicales de todo el mundo reunidos en Ginebra en el marco de la Conferencia Internacional del Trabajo de la OIT y a unos días de que inicie la sesión del Consejo.

“Privan a los niños de su derecho a estar con su familia, a la educación, al libre tránsito, lo que hemos demandado los maestros de México y EU es que se haga lo posible por reunirlos con sus familias y se garanticen sus derechos universales”, dijo Cepeda.

Por otra parte, sobre los dos mil 500 casos, Cordero remarcó que el gobierno de Washington “nunca tuvo un sistema para registro de los niños que fueron separados de sus familias y detenidos”, así que se desconoce si esta cifra es correcta.

“Creemos que hay muchas más familias separadas y de las dos mil 500 que conocemos, todavía muchos niños siguen detenidos en EU o con familias que los acogieron y la mayoría de los padres fueron deportados a sus países”, deploró.

Cordero consideró que la situación seguirá empeorando, especialmente “porque esta administración es muy cínica” y el discurso contra migrantes “es para conmover a su base electoral”.

“Separar a los hijos de sus padres es muy grave, es inaceptable”, dijo a su vez Rosa Pavanelli, secretaria general de Public Services International, una organización que acoge a más de 700 sindicatos.

“Es necesario que las organizaciones internacionales se pronuncien en contra de una política tan violenta y tan inhumana. La comunidad internacional tiene que reaccionar muy fuerte, porque se ataca el principio mismo de la democracia”, remató Pavanelli.

Comentarios

Load More