A casi once años del New’s Divine, relevan al juez que ordenó nueva investigación

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por orden del Consejo de la Judicatura de la Ciudad de México, el juez del Sistema Procesal Acusatorio, Ángel Aarón Cámara Atristáin, dejó de estar al frente del caso del operativo fallido de la discoteca New´s Divine, donde murieron nueve jóvenes y tres policías la tarde del 20 de junio de 2008.

El pasado 26 de febrero, dicho juez ordenó realizar una amplia e imparcial investigación para hacer justicia a las víctimas. Además, dejó sin efecto la petición del no ejercicio de la acción penal contra Francisco Chíguil, entonces jefe delegacional en Gustavo A. Madero, -cargo que ahora repite como alcalde-, como lo ordenó la Fiscalía de la Coordinación de Ministerios Públicos Auxiliares de la Procuraduría General de Justicia capitalina, encabezada por Ernestina Godoy.

Como parte de la investigación del caso, en audiencias realizadas en octubre de 2018, el experredista y ahora morenista fue acusado como responsable de la muerte de las 12 víctimas, igual que su coordinador de asesores, Rafael Bustamante.

Entonces, Cámara Atristaín envió oficios a la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum; al presidente del Congreso de la Ciudad de México, Jesús Martín del Campo; a la procuradora Ernestina Godoy y a la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos local (CDHDF), Nashielli Ramírez, para tomar las medidas que garantizaran una investigación transparente y en igualdad de circunstancias de las víctimas directas e indirectas frente a los investigados por los hechos.

El juez argumentó la petición “para evitar que, por el simple hecho de tratarse de servidores públicos, pudieran eventualmente generarse obstáculos para hacer efectivos los derechos fundamentales de las víctimas, así como las garantías correspondientes para hacerlos efectivos”.

La petición estuvo basada en la demanda de los padres de las víctimas: Jennifer Jiménez Martínez y Erika Janeth Rocha Maruri.

Sin embargo, el Consejo de la Judicatura local hizo la notificación del cambio de juez el pasado 17 de mayo con el argumento de que era por “necesidades del servicio”, sin que fuera necesaria la justificación.

El aviso fue hecho por Zaira Liliana Jiménez Seade, secretaria general del Consejo de la Judicatura de la Ciudad de México, con número de oficio CJCMX-SGPL- 8333/2019.

La tarde del 20 de junio de 2009, decenas de jóvenes, en su mayoría menores de edad, celebraban el fin de cursos en la discoteca ubicada en la colonia Nueva Atzacoalco, delegación GAM.

El entonces jefe de la policía capitalina, Joel Ortega, ordenó realizar un operativo en el lugar con el argumento de evitar la venta de alcohol y drogas en este tipo de establecimientos comerciales a donde acudían menores de edad. El jefe de gobierno era el hoy canciller, Marcelo Ebrard.

Cientos de granaderos llegaron al lugar y cerraron el único acceso. Dentro, la falta de salidas de emergencia y escasa ventilación, además de la presión policiaca, provocaron que cientos de jóvenes se amontonaran en el zaguán, donde les comenzó a faltar el aire.

Una orden policiaca señaló la apertura de puertas y provocó una avalancha humana en la que varios jóvenes cayeron y fueron aplastados por la gente.

Comentarios