Guerrero: conflicto por fertilizante que subsidia el gobierno apunta a los amapoleros

En agosto de 2017, la entonces SSP federal decomisó en un campo amapolero tonelada y media de fertilizante subsidiado por el gobierno de Guerrero. Foto: Especial En agosto de 2017, la entonces SSP federal decomisó en un campo amapolero tonelada y media de fertilizante subsidiado por el gobierno de Guerrero. Foto: Especial

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El coordinador federal del programa de fertilizante en la entidad, Jorge Gage Francois consideró que durante los 24 años que el gobierno estatal y municipal operaron este esquema de ayuda a productores de maíz en la entidad, también se subsidió con recursos públicos la producción de amapola.

“Eso explica las resistencias que estamos teniendo”, dijo a pregunta expresa sobre el tema en el contexto de los conflictos sociales que se viven en la entidad ante el retraso en la entrega del insumo a campesinos en la entidad.

Al respecto, el funcionario federal exhortó al gobernador Héctor Astudillo Flores y sus colaboradores a dejar a un lado las declaraciones mediáticas y ponerse a trabajar coordinados para que el fertilizante llegue a campesinos que siembran alimentos básicos.

Entrevistado por Apro, Gage Francois respondió a los señalamientos de Astudillo, quien afirmó que los conflictos sociales generados por el retraso en la entrega del fertilizante son por “ineficiencia” de los funcionarios federales y afirmó que no tienen padrón, ni vales.

“La inflación del padrón es proporcional a la duplicación de la superficie. Hay mucha gente que se inscribió y no es real por eso estamos hablando directamente con autoridades comunales y ejidales para contrastar listados”, expresó Gage Francois.

También, dijo que los bloqueos carreteros y la retención de servidores públicos están impidiendo que el fertilizante llegue a los productores.

El funcionario admitió que el tiempo “los alcanzó” y reiteró su llamado al mandatario estatal para “ponerse a trabajar”.

“Hay padrón, vales y fertilizante”, aseguró Gage y recordó que el proceso de plantación fue coordinado, y los resultados fueron positivos pero el problema comenzó con el tema de la integración del padrón, ya que se registraron 401 mil productores, es decir 30 mil personas más que el año pasado y por eso están verificando.

Informó que actualmente, de los 132 centros de distribución de fertilizante, están operando 58 y esperan reactivar el resto durante esta semana.

Cuando se le preguntó si los gobiernos estatal y municipal utilizaron recursos públicos para subsidiar la producción de amapola durante 24 años de operación de este programa destinado a la producción de maíz, Gage Francois respondió:

“Eso explica las resistencias que estamos teniendo. Es todo lo que te puedo decir sobre ese tema”.

En días pasados, el titular de la Secretaría de Desarrollo Rural (Sader), Víctor Villalobos Arámbula, afirmó públicamente que el programa de fertilizante donde se han invertido un promedio de mil 300 millones de pesos anuales, no ha incidido en la producción de maíz.

En tanto, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), informó que, durante el mismo periodo, el estado de Guerrero se convirtió en el principal productor de amapola en el país.

Decomiso de fertilizante en campo amapolero

En agosto de 2017, la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP) informó que en un campamento amapolero ubicado en la sierra de la entidad, donde se destruyeron nueve plantíos de adormidera, fue decomisada una tonelada y media de fertilizante del programa que en ese entonces controlaba el gobierno de Héctor Astudillo Flores.

El hecho registrado hace dos años, advirtió que el insumo subsidiado con recursos públicos y destinado a productores de maíz, era utilizado para beneficiar al narco en esta entidad colapsada por la violencia.

Incluso, cifras de la Secretaría de la Defensa Nacional indican que el 60% de la cosecha de amapola en el país proviene del estado de Guerrero donde, desde hace 24 años, se reparte anualmente un promedio de mil toneladas de fertilizante a productores agrícolas en las siete regiones de la entidad.

Actualmente, en la entidad se vive un conflicto social ante el retraso en la entrega de fertilizante gratuito que en este año administra el gobierno federal y que ha dejado una serie de bloqueos carreteros en la Montaña, Zona Norte y Tierra Caliente donde han sido privados de su libertad dos funcionarios federales y un alcalde, quienes ya fueron liberados.

Mientras, el gobernador Astudillo recientemente acusó al gobierno federal de “ineficiencia” y responsabilizó a funcionarios de la Secretaría de Desarrollo Rural (Sader), del retraso en la entrega del insumo agrícola, argumentando que siguen revisando el padrón de beneficiarios que este año se incrementó a 401 mil productores en comparación con los 330 mil que se inscribieron el año pasado.

La historia

El primero de agosto de 2017, la SSP difundió un comunicado oficial donde señaló que agentes de la División de Fuerzas Federales habían ubicado un sembradío de amapola donde estaba habilitado un narcocampamento en las inmediaciones del municipio de Chichihualco.

“En la zona se identificaron nueve parcelas de cultivo de amapola empleada para la producción de droga, de distintas dimensiones, con plantas jóvenes con tamaños de entre 20 y 30 centímetros”, refiere el boletín de hace dos años.

También, fueron descubiertas cinco casas de campaña presuntamente empleadas por las personas que cuidan los campos, donde se resguardaban mil 500 kilos de fertilizante del programa de subsidio estelar del gobierno de Astudillo, producto que había sido distribuido previamente de manera gratuita entre productores de las siete regiones de la entidad.

Además, los federales ubicaron cuatro puntos de vigilancia, donde se guardaba cerca de un kilo de pólvora negra y varios tambos aparentemente empleados para almacenar combustible, indica el comunicado oficial.

Los policías federales destruyeron los plantíos, el campamento y no se informó el destino del fertilizante subsidiado.

 

 

Comentarios

Load More