El Senado aprueba el T-MEC; es “una buena noticia”: AMLO

Celebración en el Senado por ratificación del T-MEC. Foto: Alejandro Saldívar

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Sin contratiempo alguno, el Senado de la República dio luz verde al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), que reemplaza al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Con 114 a favor, cuatro en contra y tres abstenciones, este miércoles el pleno del Senado aprobó en lo general y en lo particular el protocolo por el que el T-MEC sustituye al TLCAN tras 25 años de vigencia. Con ello, México se adelantó a Canadá y Estados Unidos en la aprobación del acuerdo comercial.

En contra votaron las senadoras Nestora Salgado, Jesusa Rodríguez y Ana Lilia Rivera, de Morena, así como el independiente Emilio Álvarez Icaza. Las tres abstenciones fueron de Blanca Estela Piña Gudiño (Morena) y de los panistas Martha Cecilia Márquez Alvarado y Víctor Oswaldo Fuentes Solís.

“Este tratado otorga certidumbre y estabilidad a los flujos comerciales y de inversión. Integra nuevos capítulos en diferentes materias como derechos laborales, anti corrupción, pequeñas y medianas empresas y medio ambiente”, subrayó en tribuna Héctor Vasconcelos, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores.

El primer orador, antes de la votación, añadió: “El tratado garantiza la soberanía de México sobre hidrocarburos y energéticos”.

A más de un año de negociaciones, los senadores mexicanos se adelantaron a sus contrapartes en Estados Unidos y Canadá, y avalaron el T-MEC un día después del arranque de las campañas electorales en el vecino país del norte –donde Donald Trump busca reelegirse en 2020– y a dos semanas de que el gobierno de México lograra frenar la imposición de aranceles por parte de EU.

En su oportunidad, el senador panista Gustavo Madero, presidente de la Comisión de Energía, soltó: “De muy poco servirá este tratado si los ímpetus electorales norteamericanos lo toman como rehén. De muy poco servirá si nuestro gobierno no lo defiende como una ley vigente, una vez aprobado por los tres países, y se doblega ante amenazas y chantajes”.

Samuel García Sepúlveda, de Movimiento Ciudadano, secundó: “Viene un escenario complicado, 15 meses de campaña del presidente de Estados Unidos, quizá si las encuestas lo ponen por debajo seguirá con el discurso de que México es su enemigo”.

Por su parte, Álvarez Icaza lanzó críticas al acuerdo por tratarse de una reedición del TLCAN que, dijo, responde a un modelo económico que incrementó “la pobreza, desigualdad y la exclusión” en el país.

“El TLC 2.0, que si bien tiene un nombre distinto, en esencia responde al mismo modelo; de hecho, es una versión reforzada del anterior, pero con más proteccionismo de Estados Unidos”, reprochó.

Álvarez Icaza insistió: “El T-MEC obedece a un modelo estructural profundamente depredador con la gente y con el medio ambiente”.

Álvarez Icaza. Voto en contra. Foto: Alejandro Saldívar

Una vez aprobado, el T-MEC fue enviado al presidente Andrés Manuel López Obrador para su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

“Queremos la integración de nuestra América”: AMLO

Desde su cuenta de Twitter y Facebook, el presidente Andrés Manuel López Obrador envió un mensaje para celebrar la ratificación del T-MEC en el Senado, que calificó como “una buena noticia”.

Tras destacar que la mayoría de los legisladores de todos los partidos del país votaron a favor, el Ejecutivo añadió. “Esto significa que hay unidad y que estamos de acuerdo en fortalecer nuestras relaciones con Estados Unidos y Canadá. Estamos apostando por el libre comercio, no tenemos ninguna duda. Sabemos que hacía falta esta ratificación, como también hacía falta un complemento que cambiara la política económica como está sucediendo”.

López Obrador destacó que desde hace algún tiempo se firmó el Tratado de Libre Comercio, pero no se impulsaron las actividades productivas en México, no se fortaleció el mercado interno, no se crearon empleos en el país y, lo más lamentable, no se combatió la corrupción ni la pobreza.

De acuerdo con el presidente de la República, las nuevas relaciones “pueden ser benéficas porque significa inversión extranjera, significa más empleos en México y tener garantizado el comercio de las mercancías que producimos en Estados Unidos, con el complemento de que haya bienestar en nuestro país, de que hay justicia”.

Abundó: “Es el equilibrio: crecimiento con bienestar, progreso con justicia. Porque progreso sin justicia es retroceso, por eso celebro mucho que se haya ratificado este tratado”.

Finalmente reiteró la convicción de su gobierno de mantener relaciones de amistad y de cooperación para el desarrollo con Canadá y Estados Unidos. “Queremos la integración, no sólo de los gobiernos y de las relaciones económicas y comerciales, queremos la integración de nuestros pueblos, queremos la integración de nuestra América”, remató.

Comentarios

Load More