Con ratificación del T-MEC, “México manda un claro mensaje a favor de una economía abierta”: SE

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Secretaría de Economía (SE) se congratuló por la aprobación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), y aseguró que con esa medida nuestro país “manda un claro mensaje a favor de una economía abierta y de profundizar su integración económica en la región”.

De acuerdo con la dependencia que encabeza Graciela Márquez, el T-MEC dota de certidumbre a inversionistas, consumidores y productores para seguir apostando por una economía mexicana integrada a una América del Norte económicamente vigorosa.

El T-MEC, añadió, hace frente a la realidad económica global del siglo XXI al incorporar capítulos sobre comercio digital, combate a la corrupción, buenas prácticas regulatorias, competitividad y cooperación para el desarrollo de pequeñas y medianas empresas.

Además, sostuvo, moderniza rubros de lo que fue el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), como reglas de origen, textiles y administración aduanera, que ayudarán a incrementar la competitividad de la economía de América del Norte.

Según la SE, entre los diversos beneficios del T-MEC para México destaca la certidumbre y previsibilidad de sus reglas, que van a seguir apoyando al comercio con sus socios en la región, como un motor para el crecimiento y desarrollo. También mantiene la apertura en el comercio agrícola en Norteamérica, que para México sumó 50 mil 700 millones en 2018.

Por otra parte, asegura la integración productiva en el sector automotor, donde el comercio de México con sus socios en América del Norte sumó 139 mil 244 millones de dólares en 2018.

De igual manera, se consolidan las ganancias obtenidas desde la entrada en vigor del TLCAN, hace más de 25 años, especialmente en relación con las cadenas regionales de valor y la competitividad regional.

La Secretaría de Economía recordó que en los últimos años México ha logrado cifras récord a nivel comercial en su relación con sus socios de América del Norte.

De hecho, durante el primer cuatrimestre de 2019, por primera vez en la historia, nuestro país se convirtió en el primer socio comercial de Estados Unidos, con un comercio superior a los 203 mil millones por arriba de Canadá y China.

La dependencia adelantó que el gobierno mexicano dará seguimiento puntual a los procesos de aprobación legislativa en Estados Unidos y Canadá, esperando que sean ágiles y conduzcan a la pronta implementación del nuevo T-MEC, que este miércoles se aprobó en el Senado de la República con 114 votos a favor, cuatro en contra y tres abstenciones.

Su entrada en vigor se dará en cuanto los tres socios concluyan sus procesos jurídicos internos, “y será una señal de que los gobiernos de los países socios estamos convencidos de que el T-MEC es un instrumento que apoyará la atracción de inversiones y el desarrollo productivo”, finalizó.

Acerca del autor

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Comentarios