La dirigencia del PRI pide unidad y aprueba nuevos lineamientos tras dimisiones

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– El PRI resintió en sus sectores y organizaciones la renuncia al partido y a la competencia interna por la dirigencia nacional de José Narro, quien acusó que la elección está amañada en favor del gobernador con licencia de Campeche, Alejandro Moreno, conocido como Alito.

Horas después del anuncio de Narro hubo diversas reacciones de los priistas que se desconcertaron por la noticia, que fue acompañada por la decisión del expresidente del partido, Manlio Fabio Beltrones, de no votar el día de la elección, así como de la renuncia al partido de la exdiputada Beatriz Pagés.

La presidenta del partido, Claudia Ruiz Massieu Salinas, hizo un llamado a la unidad luego de recibir el apoyo de los representantes de los sectores priistas.

Mientras que la Comisión Nacional de Procesos Internos (CNPI) se comprometió a garantizar la imparcialidad y neutralidad en la elección.

Dicho organismo sesionó de manera urgente y acordó, por unanimidad de sus integrantes, los lineamientos para garantizar el cumplimiento de los principios de equidad, neutralidad e imparcialidad en el proceso de renovación de la dirigencia nacional para el periodo 2019-2024, que incorporan sanciones ante cualquier conducta que los vulnere.

En la reunión de la CNPI, encabezada por José Rubén Escajeda Jiménez, se estableció que dichos principios “son condición fundamental para asegurar que la competencia se realice en condiciones de justicia e igualdad, impidiendo ventajas o influencias indebidas sobre la militancia”.

Los integrantes también acordaron que la jornada de registro se realice en el Salón “Alfonso Reyes” de la sede priista el próximo sábado 22 de junio, de 10:00 a 14:00 horas, con la presencia de un notario público, para dar fe de los hechos.

Por otro lado, el Comité Ejecutivo Nacional priista informó que recibió el respaldo de los líderes de los sectores y organizaciones que forman parte de su estructura, “quienes se comprometieron a mantener la unidad interna durante este proceso de renovación de la dirigencia nacional, con la finalidad de construir un partido fuerte y con una militancia que sea el centro de sus decisiones”.

Según el comunicado, representantes de los sectores campesino, obrero, popular, así como de mujeres y de los jóvenes, expresaron su respaldo a la dirigencia nacional y comprometieron su participación imparcial y decidida en este proceso de renovación que vive el tricolor.

“Los asistentes subrayaron a la dirigencia su preocupación por que prevalezca, a lo largo del proceso, la institucionalidad, la unidad y la legalidad, al tiempo que hicieron un llamado a los aspirantes a ceñirse, en todo momento, “a las reglas que nos hemos dado y a observar las normas de civilidad que el proceso demanda, mostrar madurez política y mirar, siempre, por la estabilidad y la unidad del partido”.

Claudia Ruiz Massieu demandó la unidad y se comprometió a que el proceso de renovación se lleve a cabo “en un marco de absoluta imparcialidad, equidad y transparencia”.

Acerca del autor

José Gil Olmos, reportero desde 1998. Colaboró en el periódico El Nacional y en el diario La Jornada. Desde el 2001 es reportero de la revista Proceso. Es autor de Los Brujos del Poder, La Santa Muerte la virgen de los olvidados, Los reporteros mexicanos en la guerra de Chiapas y Batallas de Michoacán.

Comentarios