Con disparos al aire, desconocidos obligan a suspender búsqueda de desaparecidos en Veracruz

XALAPA, Ver. (apro).- El Colectivo de Familiares de Personas Desaparecidas en la Región Córdoba-Orizaba denunció que suspendieron la búsqueda de fosas clandestinas en la zona montañosa de Río Blanco, por disparos al aire que hicieron sujetos desconocidos.

En un desplegado difundido en redes sociales detallaron que el pasado lunes 17, mientras realizaban una caminata al cerro de Los Arenales, acompañados de elementos de la Policía Ministerial de la Fiscalía General del estado, de la Fiscalía General de la República y del Servicio Médico Forense, escucharon disparos al aire, lo que motivó la suspensión de la búsqueda.

El colectivo, que durante sus trabajos de búsqueda ha localizado 15 fosas –en una región aledaña a Río Blanco, en la colonia Venustiano Carranza, y en otra congregación conocida como Los Sótanos–, también se quejó de la poca voluntad del gobierno estatal para apoyarlos en las labores de exhumación.

Señalaron que por los disparos lanzados al aire rindieron declaración ante la Fiscalía General de Veracruz para la integración de la carpeta de investigación.

El colectivo acusó que no es la primera ocasión que sucede un hecho similar y por eso solicitaron el acompañamiento y resguardo de la Secretaría de Seguridad Pública, de la Defensa Nacional y la Policía Federal, sin éxito.

“El Colectivo Familias de Desaparecidos Orizaba-Córdoba hacemos un llamado a las instituciones para aumentar el acompañamiento por parte de las autoridades en las búsquedas de fosas en esta zona de riesgo elevado”, se lee en el mensaje firmado por Araceli Salcedo, líder de la organización.

Por otra parte, información pericial difundida este miércoles precisó que de 15 cuerpos exhumados en la zona montañosa de Río Blanco (colonia Venustiano Carranza), 14 aún tienen tejido adherido al hueso, lo que indica una temporalidad de mortalidad de entre siete y 10 años atrás, es decir, en el período 2009-2012, la etapa inicial del sexenio del priista Javier Duarte (2010-2016) y la época de terror de Los Zetas en esta región montañosa de Veracruz.

Con binomios caninos, trajes de bioseguridad, machetes, palas, picos, cubrebocas, guantes, repelente de insectos y protector solar, la brigada mixta que exhuma cuerpos desde que arrancó el año sube el cerro, entre piedras rocosas, árboles frondosos y caminos sinuosos, para continuar los trabajos en cuatro cuadrantes de 20 por 20 metros.

“El trabajo parece interminable. Tenemos puntos marcados aquí, pero también del otro lado en Los Sótanos (otra congregación de Río Blanco), en donde tenemos la certeza que también criminales enterraron a nuestros desaparecidos”, dice Araceli Salcedo, vocera del colectivo Familias de Desaparecidos Córdoba-Orizaba, quien desde septiembre de 2012 busca a su hija Fernanda Rubí Salcedo, “levantada” por un comando en una discoteca de Orizaba.

La forma de dar con este narcocementerio fue similar al que halló el colectivo Solecito en Colinas de Santa Fe: el año pasado un grupo criminal abordó brevemente al colectivo de Córdoba-Orizaba, en la alameda del Pueblo Mágico, cuando vendían dulces para recaudar fondos para sus búsquedas.

“Nos entregaron un croquis señalándonos el punto donde sólo nos decían que había fosas en esta región”, explica Salcedo.

Y detalla que entre los 15 cadáveres exhumados hay una característica peculiar: ninguno tenía identificación oficial ni calzado. Una de las osamentas “parece ser del sexo femenino”.

Los primeros cuerpos de este “campo de exterminio” –como lo llama Salcedo– fueron exhumados entre enero y febrero de 2018, pero pasaron desapercibidos para la opinión pública, porque los medios locales apenas dieron cuenta de ello.

Tras el incidente del lunes, integrantes del pidieron el apoyo del gobierno del morenista Cuitláhuac García Jiménez para “reforzar” los rondines policíacos en la zona.

En los últimos ocho años y medio se han abierto en Veracruz más de 4 mil 500 carpetas de investigación por personas no localizadas, y hay más de mil restos humanos sin identificar en las distintas planchas forenses y fosas comunes de la entidad.

Comentarios