El cine mexicano en la televisión

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En televisión abierta se proyectaron el año pasado 4 mil 782 películas mexicanas; en televisión abierta privada, mil 97;  en televisión abierta pública, 791, y en televisión de paga, 11 mil 910.

Sin embargo, la pantalla chica, en sus diferentes modalidades, con respecto a años recientes, destinó menos tiempo a la transmisión del séptimo arte nacional, para asignar más espacio a contenidos como noticieros, magazines y miniseries sobre personajes famosos, según el Anuario Estadístico de Cine Mexicano, editado por el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine).

Este considera canales de televisión abierta privada a Las Estrellas, Canal 5, Nu9ve, Azteca uno, Azteca 7, adn40, Foro TV, A+, Azteca uno -1 hr, Azteca uno -2 hrs, Imagen TV y Excélsior Tv.

Los de televisión abierta pública son Canal Once, Canal 22 y Televisión Mexiquense.

Mientras que los de paga son Golden, Edge, De Película, Telemundo, Cine Mexicano, Platino, TIIN, Pánico, TVC Deportes, Unicable, Las Estrellas, Las Estrellas -2 hrs, Tvc, Las Estrellas-1 hr, Tl Novelas, Bandamax, Utdn, Telehit, Distrito Comedia y TDN.

Llama la atención que el canal Las Estrellas, de Televisa, que siempre incluía en su programación casi de manera exclusiva filmes de México, en 2018 le dio más espacio a cintas extranjeras.

En todos los canales que se ven en México, dos producciones del país: No se aceptan devoluciones, de Eugenio Derbez, y No manches Frida, de Nacho García Velilla, alcanzaron los mayores ratings el año pasado por encima de las producciones de Hollywood.

Tres animaciones mexicanas sobresalieron en los primeros lugares de audiencia: Una película de huevos de Rodolfo y Gabriel Riva Palacio, La leyenda de las momias de Guanajuato de Alberto Rodríguez, y la saga Un gallo con muchos huevos de Gabriel y Rodolfo Riva Palacio. Dejaron abajo a la cinta estadunidense La era de hielo 5. Choque de mundos. También destacaron Nosotros, los Nobles de Gaz Alazraki, Gloria de Christian Keller, Cantinflas de Sebastián del Amo, El infierno de Luis Estrada, Amores perros de Alejandro G. Iñárritu, Kilómetro 31 de Rigoberto Castañeda, Las Aparicio de Moisés Ortiz Urquidi, y Cañitas de Carlos Trejo.

En pantalla chica pública, la Mexiquense redujo su transmisión de cine mexicano. En cambio, Canal 22 aumentó los títulos del país. Pero en general los canales públicos exhibieron más largometrajes mexicanos, 70 % fueron del país y el 30% extranjeros. Canal Once pasó cada mes entre 20 y 35 filmes. Canal 22, entre 60 y 108.

En los de paga, 39% de las transmisiones de películas corresponde al cine mexicano. Aparte están los canales Cine Mexicano y De Película, ya que su barra de programación es nutrida la mayor parte del tiempo por cintas nacionales, sobre todos las de la época de oro, los cuales obtienen el mejor rating. En los demás canales, Telehit, Golden, Edge, Unicable, Platino y Pánico, en fin, destacaron los títulos No manches Frida y A la mala, de Pedro Pablo Ibarra.

Es una lástima que lo documentales mexicanos, que han tenido éxito en los festivales de cine, aún no cuentan con mucha presencia en la televisión abierta privada, apenas 0.2% en cuanto a la barra de cine. Canal Once y Canal 22 fueron los que más proyectaron.

Acerca del autor

Nació en la Ciudad de México. Estudió ciencias de la comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Desde 1991 inició en el periodismo. Ha trabajado en los diarios mexicanos El Universal y La Jornada, entre otros, y el periódico español El País. En 1999 ingresó a Proceso, donde labora hasta la fecha. Foto: Carlos Enciso.

Comentarios