La PGJ-CDMX reconstruye horas previas al homicidio de Leonardo Avendaño

Leonardo Avendaño. Foto: Especial Leonardo Avendaño. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El último mensaje de texto que Hugo Leonardo Avendaño Chávez, estudiante de la Universidad Intercontinental envió a un amigo antes de ser asesinado decía que ya había llegado a la casa del sacerdote Francisco Javier Bautista Ávalos. Eran las 23:03 horas del pasado martes 11 de junio.

Una hora antes, a las 22:00, el joven de 29 años mandó un mensaje a una persona cercana a él para avisarle que pasaría la noche en ese domicilio. A las 22:56 horas, cámaras del sistema de videovigilancia C5 ubicaron su vehículo con dirección a ese lugar y a las 23:04 horas lo captaron entrando al mismo.

Ayer por la noche, el párroco de la iglesia Cristo Salvador fue detenido por elementos de la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJ-CDMX) como presunto responsable del homicidio doloso agravado del joven religioso.

Esta mañana, un juez de Control le impuso la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa en el Reclusorio Preventivo Varonil Oriente, aseguró el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJ-CDMX).

En una tarjeta informativa, detalló que la medida se generó luego de la audiencia de cumplimiento de orden de aprehensión, en la que Bautista Ávalos, asesorado por su defensa, solicitó la duplicidad del término constitucional para que le sea definida su situación jurídica.

La próxima audiencia será el lunes 24, cuando el impartidor de justicia definirá si lo vincula o no a proceso.

El recorrido revelador  

El recorrido que habría seguido el universitario. Foto: PGJ-CDMX

El recorrido que habría seguido el universitario. Foto: PGJ-CDMX

De acuerdo con un informe que presentó esta mañana la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJ-CDMX), el vehículo de Leonardo Avendaño permaneció en la casa del padre Francisco Bautista desde las 23:04 horas del 11 de junio hasta las 03:16 horas del 12 de junio; es decir, cuatro horas y 12 minutos.

Como parte de los avances de la indagatoria, el subprocurador de Averiguaciones Previas, Rodrigo de la Riva, informó que a las 03:16 horas, las cámaras del C5 captaron el auto de Leonardo saliendo del domicilio del sacerdote. A las 03:26 horas, lo vieron subiendo por la carretera Picacho-Ajusco. A las 03:48 horas lo ubicaron dirigiéndose a la colonia Héroes de 1910, alcaldía Tlalpan, donde horas más tarde el coche fue hallado; dentro estaba el cadáver del joven envuelto en una cobija.

En la revisión de los videos, las autoridades localizaron un segundo automóvil a las 03:30 horas del miércoles 12 que circulaba hacia el mismo lugar donde se encontró el cuerpo de Leonardo. Ahí llegó a las 03:49 horas. A las 04:01 horas, es decir, solo 13 minutos después, ese vehículo salió del sitio y bajó hacia la carretera Picacho-Ajusco.

A las 09:30 horas del 12 de junio, la Secretaría de Seguridad Ciudadana recibió el reporte de un vehículo abandonado en la colonia mencionada. 30 minutos después, policías que llegaron al sitio encontraron la presencia de un cuerpo dentro del vehículo –tenía huellas de estrangulamiento y estaba envuelto en una cobija y una bolsa- y dieron aviso al Ministerio Público.

Peritos forenses realizaron las diligencias correspondientes, trasladaron el cadáver a la Fiscalía de Tlalpan y activaron el protocolo correspondiente para iniciar la averiguación por el delito de homicidio.

El subprocurador Rodrigo De la Riva afirmó que, con base en las imágenes captadas por las cámaras, mensajes de telefonía, declaración de testigos, diferentes pruebas y los resultados de la necropsia, además de “muchas pruebas y evidencias” –que no mencionó-, la PGJ-CDMX solicitó a un juez de Control la orden de aprehensión contra el sacerdote Francisco Javier Bautista Ávalos.

En un breve mensaje y sin aceptar preguntas de la prensa, la procuradora Ernestina Godoy aseguró que “el trabajo de investigación de la Procuraduría continuará siendo riguroso, apegado estrictamente a derecho, respetuoso de las garantías y derechos humanos de las víctimas, sus familias y de quienes sean imputados de alguna presunta responsabilidad”.

La funcionaria agregó que la dependencia a su cargo tiene “compromiso con la ciudadanía, con la familia (de Leonardo) de llevar a cabo todas las diligencias necesarias para llegar a la verdad en este y todos los casos”.

En dicha conferencia estuvo presente Omar García Harfuch, recién nombrado Jefe General de la Policía de Investigación (PDI) y Coordinador de Inteligencia del Gabinete de Gobierno y Seguridad capitalino, aunque no emitió ningún pronunciamiento.

Comentarios

Load More