Al lado de Trudeau, Trump expresó su confianza de que se apruebe el T-MEC

WASHINGTON (apro) – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo estar confiado en que el Congreso federal de su país ratifique el Tratado México-Estados Unidos-Canadá (TMEC) para reemplazar al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Al recibir en la Casa Blanca a Justin Trudeau, primer ministro de Canadá para una reunión de trabajo, Trump reconoció que aunque los demócratas en el Capitolio se oponen a ratificar el acuerdo comercial tripartita, al final le darán el visto bueno.

“Esto realmente depende de los demócratas, veamos qué pasa pero realmente creo que Nancy Pelosi y la Cámara de Representantes lo aprobarán; el Senado lo aprobará rápidamente”, dijo Trump durante la sesión de preguntas y respuestas con Trudeau, en la Oficina Oval.

Pelosi, la líder demócrata y presidenta de la Cámara de Representantes, ha estado atrasando la consideración legislativa del T-MEC por el argumento de que necesita ajustes y requiere observar la instrumentación de la nueva ley laboral mexicana antes de avalarlo.

“Va a ser una votación muy partidista”, vaticinó Trump, consciente de la oposición de los demócratas y las condiciones que Pelosi está exigiendo como moneda de cambio respecto al tratado comercial.

A la Casa Blanca le urge que el Congreso federal estadunidense apruebe al TMEC antes del receso legislativo de verano que inicia en agosto, porque de atrasarse el procedimiento la ratificación corre el riesgo de mantenerse en el limbo debido al arranque del proceso electoral.

Los demócratas y Pelosi se oponen a darle a Trump una victoria con el T-MEC, tomando en cuenta que el remplazo o eliminación del TLCAN fue una de las promesas que hizo en 2016 a sus electores.

La ratificación del T-MEC significaría un éxito para Trump, quien en plena campaña para reelegirse en los comicios de noviembre de 2020 usaría este asunto como demostración de que cumple sus promesas al reemplazar al TLCAN con el nuevo acuerdo con Canadá y México.

El compromiso de intercambio comercial de América del Norte, según el presidente de Estados Unidos, “representa una alianza de comercio para competir con la Unión Europea y con China”.

El T-MEC para Trump es una plataforma más grande para la exportación de las tres naciones involucradas en el mercado mundial.

“Políticamente espero que (los demócratas) hagan lo que tienen que hacer (…) creo que Pelosi hará lo correcto”, acotó el mandatario estadunidense.

Al ser cuestionado sobre si con la ratificación del T-MEC en el Capitolio se acabarían las amenazas de su gobierno de imponer aranceles a Canadá y México, Trump se limitó a decir que estas dos naciones saben qué hacer para evitar la imposición punitiva de Estados Unidos.

“Estamos complacidos con el levantamiento de los aranceles al acero y el aluminio”, dijo Trudeau al intervenir en el intercambio con la prensa.

Trump a su vez aprovechó la discusión del T-MEC para volver a felicitar al gobierno del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, por la ratificación del acuerdo comercial por parte del Senado.

“México está entusiasmado, vieron el voto (en el Senado). Fue un gran voto y creo que será algo muy especial”, matizó Trump.

Con el T-MEC en vigencia, agregó el presidente de Estados Unidos, las tres naciones no competirán entre ellas sino contra el resto del planeta, y de manera especial con las economías asiáticas.

Comentarios