No se puede conciliar siempre con un matón como Trump, dice Roberta Jacobson

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– Para la exembajadora de Estados Unidos en México, Roberta Jacobson, el presidente Andrés Manuel López Obrador “va a encontrar que no se puede conciliar y aceptar siempre las demandas de un matón como Trump”.

En una entrevista con la cadena británica BBC, la diplomática asegura que si no disminuyen las cifras de migrantes que llegan a la frontera con Estados Unidos, el presidente de ese país “va a regresar al tema de los aranceles”.

Al realizar una evaluación de las medidas migratorias adoptadas por México para evitar que Estados Unidos imponga aranceles a las exportaciones con destino a ese país, Jacobson consideró que “fue un error por parte del gobierno de México aceptar todo esto, sin pensar exactamente cómo finalizar ese proceso”.

En la entrevista, retomada por el semanario Zeta, la exembajadora durante el gobierno de Barack Obama estimó que, así como López Obrador encontró que el “amor y paz” no funciona infinitamente como política doméstica sobre migración, “también va a encontrar que no se puede conciliar y aceptar siempre las demandas de un matón como Trump”.

“Si estas medidas no bajan las cifras de migrantes de México a Estados Unidos, (Trump) va a regresar al tema de los aranceles (…) El problema que un país tiene para satisfacer a un matón como Trump es que a cada rato va a iniciar otra demanda”, dijo Jacobson.

“En algún momento el presidente López Obrador tendrá que decidir si quiere continuar con ‘amor y paz’, o si necesita confrontarlo, porque tiene sus propios problemas en México con este tipo de políticas”, agregó.

 

Recursos insuficientes

Roberta Jacobson también consideró que no ve recursos suficientes para alimentar, dar vivienda y empleo a los migrantes que esperen una resolución sobre su solicitud de asilo en Estados Unidos.

“Si vemos las cifras que ha mencionado el canciller (Marcelo Ebrard) en el momento en que estaban escribiendo ese acuerdo, tenían entre 8 mil y 10 mil migrantes esperando en México. Después de una semana hay gente que dice que la cifra es como 20 mil personas. No sé exactamente, pero está creciendo la cifra de personas que tienen que esperar en México”, dijo Jacobson.

Tampoco ve factible que se logre frenar el flujo migratorio por la fuerza. “La única forma de afectar la migración de una manera permanente es cambiar las raíces del problema: la pobreza, la situación en el campo en esos países, y la seguridad”, afirmó.

Finalmente, consideró que sería “muy dañino para las relaciones” que Donald Trump logre reelegirse, “porque siempre está utilizando los palos y no los incentivos”.

“La política aquí me parece que es solamente de amenazas, la posibilidad del uso de la fuerza en Venezuela, o aranceles en una guerra comercial, o sacar asistencia a América Central. No es una política de relación positiva”, insistió.

Comentarios