Maricela Lara, reconocimiento

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Maricela Lara ha sido una mujer entregada al teatro desde muy temprana edad, y en su camino como artista y promotora ha sembrado compañías, obras de teatro y múltiples actividades culturales en beneficio de un amplio sector de la población. Ahora, en las XXXII Jornadas Alarconianas, le rindieron homenaje por su trayectoria y a sus aportaciones en el estado de Guerrero, donde trabajó más de veinte años.

Maricela Lara ha dedicado sus esfuerzos a promover el teatro en Coahuila, Morelia, Veracruz, Tabasco, Guerrero y la Ciudad de México. En cada una de estas ciudades fundó grupos teatrales que ella misma dirigía. Ocupó distintos puestos en la administración pública; desde ahí organizó ciclos, giras, talleres, y todo lo que ayudara a mantener el teatro vivo y al alcance de mucha gente con difícil acceso a las actividades culturales.

Maricela Lara fundó la Compañía de Teatro clásico de la Universidad Autónoma de Coahuila, la Compañía de Teatro popular del Instituto Veracruzano de Cultura, el elenco de Teatro Tradicional Mexicano en la Delegación Cuauhtémoc, entre muchas otras. Con el grupo de Teatro Milpaltense, llevó a escena su obra La leyenda de la Llorona en 1988 –que posteriormente le publicaron en la revista Escenología–, y con ella se fueron a Argentina, al Festival de Zacatecas y al Cervantino, además de que anualmente se presentaba en Milpa Alta. Lara inició esta tradición que se mantuvo durante muchos años.

Entre las múltiples obras de teatro que llevó a escena, priorizó a la dramaturgia mexicana y montó a Carballido, Argüelles, Leonor Azcárete y Tomás Urtusástegui, aunque no dejó de montar a los clásicos, como Shakespeare, Calderón de la Barca y hasta Maquiavelo. También hizo espectáculos populares de gran éxito, y en el Teatro Fru Fru llevó a escena con Irma Serrano Naná, en 1972, con mil 500 representaciones; Lucrecia Borgia, con mil; y Yocasta, con 500, por mencionar algunas.

También trabajó con Edith González (recién fallecida), Socorro Bonilla, Raymundo Capetillo y Teté Cuevas. En su tiempo, llamó la atención el montaje de Hoy invita la Güera, de Federico S. Inclán, con Arón Hernán, Otto Sirgo, Yolanda Ciani y Luis Gimeno en el Teatro Benito Juárez.

Desde hace muchos años Maricela Lara y Angélica Aragón han hecho una mancuerna en variados proyectos teatrales y musicales. Hasta la fecha siguen trabajando juntas. En su homenaje, que se llevó a cabo en Taxco, Guerrero, el pasado 7 de mayo, Angélica Aragón protagonizó su obra La leyenda de la China Poblana en el Corral Plateresco, donde se le entregó el reconocimiento; desde los noventa ha trabajado en obras dirigidas por Lara como Águila real, Los postigos del alma y el homenaje a Agustín Lara Fugaz y alabastrino, entre otras.

A Maricela Lara, quien se mantiene activa a sus 88 años de edad, no le dieron miedo las presentaciones de gran formato y coordinó obras con más de 900 músicos y actores, como el espectáculo musical De los Álamos vengo, de José Antonio Alcaraz, en la Plaza de la Revolución en 1995; Muerte de Madero en el Palacio Nacional con 300 artistas en escena; o Tierra de héroes con 750 en la Delegación Cuauhtémoc en 1992.

Maricela Lara ha recibido varios reconocimientos por su trayectoria como la de la ITI UNESCO o el gobierno del Estado de Veracruz, y a ella se le debe la programación de las Jornadas Alarconianas por más de cinco años, el tradicional espectáculo de La Llorona en Milpa Alta, y la formación de varias generaciones de actores y grupos teatrales. Es admirable cómo ha entregado su vida al teatro y a la cultura, con un compromiso que la mantiene viva y nos da un ejemplo de entusiasmo y entrega.

Este texto se publicó el 16 de junio de 2019 en la edición 2224 de la revista Proceso

Comentarios