Acervo del Archivo Nacional de Sentenciados peligra ante medidas de austeridad

El acervo histórico del Archivo Nacional de Sentenciados será concentrado, en un galerón del Centro de Readaptación Social Femenil Número 16. Foto: Especial El acervo histórico del Archivo Nacional de Sentenciados será concentrado, en un galerón del Centro de Readaptación Social Femenil Número 16. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por la austeridad del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, cientos de miles de expedientes históricos del Archivo Nacional de Sentenciados, entre ellos los de artistas como David Alfaro Siqueiros y José Revueltas, serán arrumbados en un reclusorio federal de Morelos, cuyas condiciones ambientales y físicas pronto los reducirán a basura.

De un edificio debidamente acondicionado para su preservación, clasificación y consulta en el sur de la Ciudad de México, a cargo de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, el valioso acervo histórico del Archivo Nacional de Sentenciados será concentrado, a partir de este lunes 24, en un galerón del Centro de Readaptación Social Femenil Número 16.

Los documentos eran resguardados en un edificio al sur de la CDMX. Foto: Especial
Los documentos eran resguardados en un edificio al sur de la CDMX. Foto: Especial

Este penal federal se ubica en el municipio de Puente de Ixtla, Morelos, colindante con Guerrero, cuyas temperaturas y humedad son altas durante el año y se prevé que dañen aceleradamente los documentos, algunos de los cuales, que no son los expedientes históricos, ya están siendo amontonados sobre el piso en cajas sin ningún criterio de preservación y clasificación.

En efecto, según información del Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social, que encabezaba Francisco Garduño antes de ser designador comisionado del Instituto Nacional de Migración (NM), ya han sido trasladados al galerón de Morelos un total de 11 mil 768 cajas con expedientes denominados “archivo de trámite” y “archivo de concentración”.

Y consta en fotografías de las que tiene copia apro que las miles de cajas con archivos oficiales están siendo amontonadas en la bodega con techos de lámina y directamente sobre el piso.

Este será el destino que tengan, también, los expedientes históricos del Archivo Nacional de Sentenciados, que reúne un acervo de un millón 361 mil 676 expedientes sobre personajes que han sido procesados por delitos –algunos de los cuales ya no existen– y recibieron sentencia condenatoria o absolutoria.

Se trata de los expedientes de personajes que fueron perseguidos por sus ideas políticas y se les imputaron delitos como el de disolución social, como los del movimiento de 1968, y a personas que se les sentenció por delitos como vagancia.

Esta decisión de arrumbar los expedientes históricos del Archivo Nacional de Sentenciados en una bodega del estado de Morelos, por el que se pretende un ahorro económico en el marco de la política de austeridad del gobierno federal, se toma a unos meses de que el presidente López Obrador creó la Coordinación Nacional de Memoria Histórica y Cultural de México.

Y es precisamente su esposa, Beatriz Gutiérrez, la presidenta del consejo asesor que integran la escritora Elena Poniatowska, la poeta Margarita Villarreal, la escritora Cristina Barrios, el flautista Horacio Franco, el artista plástico Carlos Pellicer, el historiador Miguel León Portilla y el actor Arturo Beristáin.

Esta coordinación es responsable de recuperar archivos y documentos sobre la historia de México y colocarlos en línea para consulta pública.

Sin embargo, el Archivo Nacional de Sentenciados es desdeñado por este organismo que encabeza Gutiérrez Müller, pese a que se creó durante el gobierno de Adolfo Ruiz Cortines (1952-1958), aunque sus antecedentes datan del gobierno de Adolfo Portes Gil (1928-1930).

Se trata de un archivo que reúne expedientes de sentenciados de 1930 a 1970 y que, en la semana del lunes 24 y al viernes 28, serán trasladados al penal de Morelos en 45 mil 927 cajas, para lo que se requerirán 46 tráileres.

Actualmente el Archivo Nacional de Sentenciados está resguardado en instalaciones acondicionadas para su consulta y preservación, que cuentan con un sistema de detección y alarma de fuego regulado por norma internacional.

Pero la bodega del penal federal de Morelos, donde se amontonarán, es un lugar encerrado con altas temperaturas y humedad, un ambiente letal para documentos históricos.

 

 

Comentarios

Reportero de Proceso desde 1994, Premio Nacional de Periodismo en periodismo de investigación y autor de tres libros.

Load More