El acuerdo con Trump: Los sacrificados

CIUDAD DE MÉXICO >(Proceso/Convoy Network).- A cambio de evitar la arbitraria imposición de un arancel de 5% a sus exportaciones hacia Estados Unidos –medida repudiada hasta por el propio partido de Donald Trump–, México aceptó el pasado viernes 7 frenar el éxodo centroamericano y convertirse de facto en un “tercer país seguro” para retener aquí a quienes pretendan lograr el “sueño americano”. Lo que debió ser una reunión bilateral para tratar temas económicos no fue sino una imposición de políticas migratorias de parte de Washington. Entretanto, la crítica situación de los migrantes en territorio nacional se recrudece al quedar entrampados entre dos gobiernos hostiles.

Comentarios