Videoclips filmados para televisiones antiguas son objeto de restauración

Comparativo de “Smells like teen spirit” de Nirvana, en la versión original y en la remasterizada. Foto: Twitter @youtubemusic Comparativo de “Smells like teen spirit” de Nirvana, en la versión original y en la remasterizada. Foto: Twitter @youtubemusic

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- La cultura del videoclip surgida en los años ochenta es un buen ejemplo del desfase entre los estándares visuales de aquella época y la exquisitez de la alta definición actual, que hoy se mide en 4k, pronto en 8k y dentro de algunos años en otro de estos múltiplos.

Las pantallas de televisiones, tablets y teléfonos de hoy están preparados para ofrecer niveles de brillantez no imaginados hasta hace poco. Una magnificiencia para la que nunca estuvieron preparados los cortos musicales que nutrieron la época de oro de MTV y VH1.

Filmados originalmente para su transmisión en televisores que aún funcionaban con bulbos y cuyos altavoces también se escuchan en monoaural, los videoclips de hace tres o dos décadas muestran un notorio desgaste.


A diferencia de los fragmentos de programas de televisón y películas de los años sesenta y setenta, estas canciones ni son todo nostalgia ni son del todo modernas. Pero siguen siendo referente para una generación que ahí encontró educación musical y sentimental.

Animados por ese público cautivo, YouTube anunció el pasado jueves en su blog un acuerdo de colaboración con la disquera Universal Music, mediante el cual remasterizará varios de los videos musicales más icónicos de todos los tiempos.

El canal propiedad de Google compara esas piezas con obras de arte como las pinturas o esculturas “de valor incalculable en los museos”. Merecedoras de restauración, por tanto.


Desde el mismo jueves ya pueden apreciarse algunas muestras de este trabajo. Con la etiqueta #remastered pueden localizarse videos trasladados al mejor HD posible de Tom Petty, Billy Idol, Smokey Robinson, Beastie Boys, Meat Loaf y Janet Jackson. La idea es tener mil títulos antes de que acabe 2020.

Lo curioso es que no todos son videos tan antiguos. También ameritó retoque Bad Romance, de Lady Gaga, que aún no cumple 10 años.

“Nuestro objetivo es garantizar que los videos musicales de hoy, verdaderas obras de arte, cumplan con los altos estándares de calidad que merecen las obras de los artistas y lo que los fanáticos de la música de hoy esperan”, dijo en el comunicado Stephen Bryan, director global de Relaciones con Marcas en YouTube.

Los videos mejorados reemplazarán las versiones originales en YouTube y dentro de YouTube Music, conservando la misma URL, recuentos de visitas y “likes”.

Como suele ocurrir en experiencias pioneras, dependerá del éxito de esta iniciativa que otras disqueras se animen a darle nueva vida a lo que hoy podría considerarse como “videoarqueología”.

Comentarios

Load More